Escucha esta nota aquí

Son pocos los ministros que es­tán vigentes en pleno conflicto político. Muchos optaron por el perfil bajo y hacen el trabajo de gestión, pero a la vez atienden la situación “excepcional” que vive el país.

Son cuatro los allegados a Evo Morales que tienen un trabajo exclusivo en esta coyuntura: Juan Ramón Quintana, Carlos Romero, Javier Zavaleta y Manuel Canelas. Romero, ministro de Gobierno, y Zavaleta, titular de Defensa, tie­nen a cargo la temática de segu­ridad del Estado.

Ambos, tienen contacto fluido con el presidente Evo Morales y el vicepresidente Álvaro García. En el interior, las autoridades coordinan acciones con los comandantes, tanto de la Policía como de las Fuerzas Ar­madas. Los militares no tienen todavía instrucciones para actuar en el conflicto social.

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, informó que los titulares de las carteras de Estado siguen con su trabajo de gestión, pero a la vez atienden la coyun­tura que vive el país, producto de las movilizaciones ciudadanas que exigen el respeto del voto.

 A la vez, el Movimiento Al Socialismo (MAS) respalda la victoria de Evo Morales en las elecciones del 20 de octubre de esta gestión.

“El gabinete ha estado, obvia­mente, ocupado en las cuestio­nes ordinarias que tienen todos los ministros, pero también en atender esta situación excepcio­nal que vive el país y que nosotros esperamos que la auditoría sea un primer paso para ir resolviendo dudas y para ir bajando los áni­mos”, remarcó ayer Canelas en conferencia de prensa en La Paz.

Tema político

El asunto político lo maneja Quin­tana. El ministro de la Presidencia recibe información de todo el país y es quien comanda las decisio­nes políticas, según una fuente de Palacio Quemado. 

El jefe de ministros tiene reuniones perma­nentes de coordinación con Mo­rales y García.

Estos encuentros se desarrollan, por lo general, en la residencia presidencial de San Jorge, en la sede de Gobierno. Ayer, Zavaleta apareció en pla­za Murillo y descartó que exista instrucciones para acuartelar a militares. 

Sobre su labor, dijo que ejecuta acciones cotidianas, pero también está atento a lo que pasa en el país.

El ministro de Defensa aseguró que hoy se desarrollará la reunión de gabinete con normali­dad. “Se hará (la reunión de gabi­nete) como se la hizo siempre, no hay problemas”, acotó. Canelas es el encargado del te­ma comunicacional.

El ministro tendrá participación más activa en la vocería. Y por eso ayer reapa­reció para brindar declaraciones sobre los alcances de la posible auditoría que realizaría la Orga­nización de Estados Americanos (OEA) al proceso electoral.

El politólogo Rodrigo Arce con­sideró que el Gobierno manejó un discurso cauto, pero a la vez sus sectores asumieron “acciones vio­lentas de provocación” contra los bloqueadores en diferentes regio­nes.

“Se puede decir que el perfil bajo funciona en una época de conflictos. Se lo aplica para evi­tar el desgaste de la imagen de un líder. Lo que vemos es que el Go­bierno maneja un discurso cauto, pero son sus sectores los que van a la confrontación”, detalló. Son pocos los ministros que tienen un rol activo en el conflic­to.

La titular de Salud, Gabriela Montaño, utiliza la red Twitter para enviar mensajes a Carlos Mesa. La última aparición de los colaboradores de Morales fue el 23 de octubre, cuando se entregó el bono Juancito Pinto en diferen­tes regiones del país.

La ministra de Culturas y Tu­rismo, Wilma Alanoca, ayer con­tinuó sus labores e incluso recibió un reconocimiento en El Alto. La autoridad organizó el festejo del MAS el lunes en esa ciudad. Los otros ministros reaparecerán hoy en la reunión de gabinete.