Escucha esta nota aquí

Cleidy Torres 

A cinco días de la realización de las elecciones generales, el presidente y candidato a la reelección por el MAS, Evo Morales, afirmó que los comités cívicos de La Paz, Cochabamba y Santa Cruz planifican un “golpe de Estado” en caso de que el MAS gane en los comicios. El mandatario aseguró que presentará pruebas ante las misiones de observación electoral de la OEA y de la Unión Europea.

La acusación fue rechazada por el presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, quien instó al jefe de Estado a presentar las pruebas. La oposición también cuestionó al mandatario.

“Algunos supuestos comités cívicos de Cochabamba y La Paz, con algunos exmilitares o militares del sector pasivo (y) con miembros del Comité Cívico de Santa Cruz, se han reunido, tengo grabaciones, quieren quemar la Casa Grande del Pueblo”, señaló Morales en una entrevista televisiva.

Por ello, manifestó que presentarán las “pruebas” ante las misiones de observación electoral de la OEA y de la Unión Europea “para que sepan que la derecha conspira contra la democracia, contra el pueblo boliviano”, precisó.

Sobre los resultados de la votación del 20 de octubre, Morales admitió que tiene dudas respecto a la futura conformación del Legislativo. “Sí, soy sincero, hay duda (de tener los dos tercios), porque en algunos departamentos, diría, por culpa de algunos compañeros, quien sabe también me he descuidado, si he descuidado, disculpen”, dijo Morales.

Por otra parte, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, acusó a dirigentes del Comité pro Santa Cruz y opositores de amedrentar a seguidores del MAS, promoviendo hechos violentos y los calificó de neofascistas y racistas.

“Es una vergüenza que la incapacidad política e ideológica de estos sectores de la derecha, anuncien su derrota electoral y acudan a la conformación de grupos violentos, las hordas fascistas que manda el Comité pro Santa Cruz, que no tiene la cara de convocar frontalmente a sus vándalos, a sus delincuentes, no ha nacido el que sea capaz de amedrentar al pueblo cruceño, que estará presente para proclamar al binomio ganador Evo Morales y Álvaro García”, expresó.

En respuesta, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, pidió a Morales y a Romero más responsabilidad con sus afirmaciones y los instó a presentar las supuestas pruebas ante las autoridades que correspondan. “Nosotros no llamamos a la violencia nunca, pero tampoco vamos a impedir que la población se exprese ante la suerte de provocación que están generando”, dijo.

Por otra parte, el jefe de campaña de Bolivia Dice No, Vladimir Peña, aseguró que las declaraciones de ambas autoridades buscan amedrentar a la ciudadanía. “El único golpe que hubo es el del MAS en contra de la soberanía boliviana al no respetar los resultados del 21-F”.

Gustavo Pedraza, candidato a la Vicepresidencia de Comunidad Ciudadana, dijo que se trata de un intento de victimización del MAS en una coyuntura electoral desfavorable. “Nuestros militantes sufrieron dos agresiones físicas, cuando hacíamos registros de nuevos militantes en el Plan 3.000 en Santa Cruz y en Chapare”.