Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales solo tuvo dos actos públicos en dos días. Algo inusual en el mandatario, que acostumbra viajar para entrega de obras y reuniones con diferentes sectores sociales. 

Ayer, el jefe de Estado no apareció en público e, incluso, decidió no comparecer ante la prensa, a pesar de un anuncio oficial. 

En su lugar estuvo el vicepresidente Álvaro García Linera. 

El lunes, Morales solo tuvo dos actos públicos. Por la mañana se reunió con la Federación Departamental de Trabajadores Campesinos de La Paz “Túpac Katari”. El encuentro fue en la Casa Grande del Pueblo y se desarrolló a primeras horas del día. 

Al final de la tarde asistió a los festejos del MAS en la ciudad de El Alto. Durante el día atendió reuniones privadas. Una mayoría de ellas para atender el conflicto social y político que vive el país. Se quedó en la ciudad de La Paz.

Ayer, Morales no tuvo ningún encuentro público. Se convocó a una conferencia de prensa en la Casa Grande del Pueblo a las 7:00, a ese evento salió García Linera. 

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, aseguró que el jefe de Estado atiende sus labores de gestión con normalidad. Por la tarde, se conoció que el mandatario se reunió en la Casa Grande del Pueblo con el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas (FFAA), general Williams Kaliman, y con el comandante de la Policía Boliviana, general Vladimir Calderón.