Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales decidió mantener la sede de la Cumbre Nacional de Justicia en Sucre para el 10 y 11 de junio después de sostener una reunión anoche en la ciudad de Cochabamba con las principales autoridades del departamento de Chuquisaca para no perjudicar a la capital del Estado Plurinacional.

En una conferencia de prensa, el jefe de Estado explicó que Sucre es la "capital de la justicia", pero que se estaba cambiando la sede por los bloqueos que sostenía el transporte pesado desde el lunes, por lo que se tomó la decisión inicial de trasladar la cumbre a Cochabamba; sin embargo, informó de que se reconsideró esta medida después que se solucionó el conflicto y luego de escuchar los argumentos del gobernador Esteban Urquizo y otras autoridades chuquisaqueñas.

"Consultando con la ministra de Justicia, escuchando los argumentos del gobernador y con la garantía de él, hemos decidido que la cumbre se va a realizar en Sucre y un poco coordinando el tiempo de las delegaciones de los distintos departamentos, viendo la agenda del Gobierno nacional, espero entienda nuestra ministra de Justicia que realizó todos los operativos en la realización de las precumbres”, señaló Morales. “Quiero decirles que el viernes y sábado de la próxima semana, es decir el 10 y 11, se va a realizar la cumbre en la ciudad de Sucre", agregó.

La Cumbre Nacional de Justicia discutirá reformas para resolver temas como la retardación de justicia y la corrupción, que son necesarias para la conformación de una nueva justicia.

Indígenas relegados
Las autoridades indígenas del país, reunidas en una cumbre en Sucre, denunciaron que esta jurisdicción ha sido relegada de la estructura del Estado Plurinacional, nombre que se aplica solo en el discurso, aseguró ayer el magistrado indígena del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP), Efrén Choque, en la inauguración del evento que se desarrolla en el salón de esta institución debido a que asegura que no tiene presupuesto.

Según Choque, el modelo de justicia plural, instituido como un mandato de la Constitución, no fue asumido como una política de Estado y continúa relegado y a través de estos encuentros pretenden relanzar la necesidad de su fortalecimiento en la implantación de la justicia plural.
El jefe de la Secretaría Técnica y Descolonización del Tribunal Constitucional, Teodoro Blanco, señaló que la justicia indígena funciona con muchas limitaciones porque está supeditada a la justicia ordinaria, a la que recurren los mismos integrantes de su jurisdicción generando un conflicto de competencias que no es tramitado en el marco del pluralismo jurídico


PROPONEN MANTENER ELECCIÓN EN LA JUSTICIA

La senadora Adriana Salvatierra y el diputado Víctor Borda, ambos del MAS, calificaron el voto popular de magistrados al Órgano Judicial como un “avance democrático” y una “conquista del pueblo”.

La senadora cruceña admitió que existen “diferentes tendencias” en el partido gobernante y que este no llevará una sola propuesta a la cumbre de justicia, porque las organizaciones sociales están trabajando un planteamiento.

Una de las corrientes en el Gobierno propone cambiar la modalidad de elección de las altas autoridades judiciales, lo que implica modificar la Constitución Política del Estado. Otra propuesta es la del procurador general del Estado, Héctor Arce, que planteó que el presidente elija a 22 de los 33 magistrados de ternas elaboradas por la Asamblea Legislativa.
En contrapartida, el diputado Borda calificó el sistema de elección como “una conquista del pueblo” y sugirió que se mantenga el voto para la elección de los magistrados. Ambos legisladores coincidieron en la necesidad de ‘cualificar’ la preselección en la Asamblea Legislativa Plurinacional./ANF