Escucha esta nota aquí

El exministro de Gobierno, Arturo Murillo, reaparece en su cuenta de Twitter y  responde con dureza ante las acusaciones en su contra difundidas por Álvaro García Linera. Desde su cuenta personal, Murillo califica de monstruo al exvicepresidente y afirma que la única familia que estuvo en peligro fue la suya, en referencia al ataque que sufrió su propiedad en el Chapare.

La reacción del exministro se debe al mensaje que horas antes publicó García Linera en el que denuncia un plan de persecución en contra de su familia por parte del gobierno de Áñez. El exvicepresidente remarcó que el régimen anterior contaba con una estrategia de investigación y persecución contra 592 personas, entre ellas, su hija de tres años.

Según Linera, "estos eran los métodos nazi-fascistas de Áñez y Murillo. Hasta una niña de tres años era considerada una 'sediciosa y peligrosa comunista'", señala parte de un mensaje escrito en su cuenta de Facebook.

Ante estas afirmaciones, Murillo reapareció en su cuenta de la red social Twitter para desmentir dichas acusaciones. "Sigue cobarde y odiador", escribe el exministro. "Jamás investigamos a niña, que no tiene culpa del monstruo de padre que tiene", corrobora. 

Revela que durante su gestión, los hijos de Evo Morales "fueron escoltados hasta dejar Bolivia" mientras el exmandatario huía del país. Además, apunta que para Morales y García Linera "sus familias jamás fueron su prioridad", en alusión a que dejaron a sus hijos en Bolivia tras su precipitada salida del país.

Murillo recuerda además que durante los acontecimientos de noviembre del pasado año, fue su familia, que reside en el Chapare, la que estuvo en peligro. "A la mía quisieron asesinarla", concluye la exautoridad que se encuentra con paradero desconocido. 


Ambas publicaciones se producen después que el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, revelase que Áñez mandó investigar a 592 personas vulnerando la privacidad de las mismas. En la lista, se encuentran políticos, exautoridades, intelectuales, entre otros.

Del Castillo denunció que el Servicio General de Identificación Personal entregó, de manera irregular, los prontuarios al Viceministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción para concretar ese plan de investigación.

Ante esta información, García Linera  cuestiona la actitud de los líderes opositores durante los sucesos del pasado año. "Lo terrible es que Carlos Mesa, 'Tuto' Quiroga, W. Albarracín, Página 7 y centenares de golpistas de apellidos 'notables' hayan defendido, protegido, justificado y alentado esta barbarie", concluye el mensaje.

Comentarios