Escucha esta nota aquí

El senador Arturo Murillo y el exdiputado Jaime Navarro, ambos de la opositora Unidad Nacional (UN), se presentaron en predios del Ministerio Público para pedir fecha y hora para declarar por el caso Gabriela Zapata, exnovia del presidente Evo Morales.

La expareja del Presidente, en su declaración ante una comisión de fiscales, involucró a cuatro dirigentes de Unidad Nacional (UN) en el escándalo de la presentación de un menor como si fuera hijo de Evo Morales, entre ellos Murillo y Navarro. Zapata está detenida en el penal de Miraflores por estar implicada en delitos de trata de personas, asociación delictuosa, enriquecimiento ilícito, entre otros.

El senador Murillo indicó que han entregado "los memoriales de presentación voluntaria ante la Fiscalía de distrito, todos saben que en el tema del caso Zapata, el pueblo de Bolivia sabe que hemos sido nombrados, y nosotros somos los más interesados para que este caso llegue a resolverse y absolverse completamente".

Agregó que tanto él como Navarro están listos para coadyuvar con las investigaciones y aguardan que la Fiscalía fije fecha y hora para declarar sobre el caso Zapata.

Navarro señaló que "con la frente en alto y la conciencia tranquila venimos de manera voluntaria para ponernos a disposición de la fiscal que está atendiendo el caso, esperamos que nos cite".

El exdiputado dijo que están dispuestos a responder las preguntas que les plantee el Ministerio Público sobre el caso Zapata. Agregó que hablará oportunamente sobre la relación con la expareja del Primer Mandatario.

Chávez se querella

El abogado y exministro de Gobierno, Wilfredo Chávez, presentó una querella penal en contra de Gabriela Zapata, expareja del presidente Evo Morales, por el delito de calumnia, además la exautoridad se puso a disposición del Ministerio Público para que se aclare su caso.

Zapata, en declaración ante una comisión de fiscales, acusó a Chávez de haber cobrado 250.000 dólares a cambio de que sea aprobado un amparo constitucional a favor de la empresa CAMC. Supuestamente el pago se hizo mediante la relación que tiene Chávez con su exesposa, Virginia Crespo, que en noviembre de 2015, era vocal del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz y encargada de ese fallo. Crespo negó esta vinculación y no descartó también iniciar un proceso contra la exnovia del Primer Mandatario.

"Como abogado litigante hoy he planteado una querella y acusación particular en contra de Gabriela Geraldine Zapata Montaño, esta querella y acusación particular ha sido presentada, ya tiene un sorteo de juzgado (…) Como son delitos de orden personal es por el delito de calumnia", indicó Chávez.

El abogado descalificó las declaraciones de Zapata y aseguró que sus versiones son contradictorias. Además advirtió que la mujer sólo tiene el fin de dañar a personas inocentes.

Recordó que la exnovia de Morales acusó a su exabogado y las personas que la colaboraron en algún momento, mismas que ahora están detenidas.

Para Chávez, las afirmaciones de Zapata perdieron todo crédito y recomendó a la joven decir la verdad en los procesos que pesan en su contra.