Escucha esta nota aquí

Los encargados del edificio donde funciona Arte Bolivia SRL pidieron reserva de sus nombres por tratarse de un inmueble privado, pero  revelaron que aparentemente la firma es un negocio familiar y que no ven a la persona mayor y a otras dos más jóvenes que entraban y salían de la oficina ubicada en el piso 18, desde el 6 de marzo. “Desde el precinto, nunca más volvieron”, dijo uno de los funcionarios del edificio.

También puedes leer:

En la parte superior del departamento 1802, se encuentra el logo de la empresa. La hoja del precinto impide el ingreso. “El dueño de la oficina fue el que hizo las gestiones ante la Policía. Nos comentó que llevaban meses sin pagarle el alquiler, es más, él tuvo que pagarnos las expensas del edificio porque ellos tampoco cumplieron con esa obligación. Desconozco si pagaron luz y otros servicios”, relató el encargado del lugar.

El objetivo del precintado era resguardar los bienes para garantizar el pago. “No sacaron nada, adentro quedaron las computadoras y todos sus equipos”.

También puedes leer:

Lo laboral
El funcionario de la empresa  M.A.P.P. inició un proceso laboral ante el Ministerio de Trabajo, por “pago de salario devengado”.

El 5 de marzo, un día antes del precinto, llegó la primera citación para que los ejecutivos de la oficina se presenten el 16 de marzo a las 16:00. Ese mismo día se coló la segunda citación, que los convocaba a las 17:00 del 28 de marzo.

También te puede interesar:



Y el 28 de marzo se emitió el memorándum de conminatoria de presentación. Por eso, el inspector asignado al caso “cita, conmina y emplaza a presentarse el 10 de abril a las 15:00”.

La nota advierte que en caso de incumplimiento, “se constituye desacato penado por ley... además de elevar el informe con la respectiva multa a la Judicatura Laboral de la Corte Superior del Distrito de La Paz”.