Escucha esta nota aquí

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, este jueves descartó que, por el momento, haya riesgos en la producción de alimentos a causa del último temporal gélido e inusual que esta semana se registra en gran parte del país y que ya ha afectado a 2.200 familias en todo el país.

Los primeros reportes del monitoreo realizado por esta institución dan cuenta que por la persistente nevada y la helada en las zonas altas del país -como es el caso de los departamentos de Oruro, Potosí, La Paz y Cochabamba-, se han cuantificado 2.200 familias damnificadas, 700 hectáreas afectadas, especialmente en cultivos de café, plátano, yuca, papa, maíz y pastizales; y 1.144 camélidos en riesgo.

“Ha sido una semana muy difícil por la nevada que, prácticamente, ha caído en todas las regiones de altura del país. Hubo mucha preocupación en torno al temporal. Pero, debo decirles que no hay gran afectación pues aún no es temporada de siembra o cultivo. Y si bien hay todavía previsiones de frío hasta el fin de semana, no va a ser tan intenso como este último fin de semana. A la gente hay que darle tranquilidad. Hay afectaciones, pero no de magnitud”, manifestó la autoridad.

No solo Oruro, Potosí, La Paz y Cochabamba registraron la intensa caída de nieva esta semana, también Tarija. Santa Cruz, en sus valles, reportó heladas e inundaciones por las crecidas de los ríos.

Incluso, la presencia de nevada y neblina en varias regiones del país llevó a que la Administradora Boliviana de Carreteras (ABC) instruya el cierre de las rutas para prevenir accidentes de tránsito.

Comentarios