Escucha esta nota aquí

La ola de frío que afecta gran parte del país, con nevadas, heladas y fuertes lluvias, ha obligado a suspender las labores escolares en 2.210 unidades educativas de cuatro departamentos, además de causar el cierre de rutas fundamentales y retrasar vuelos en Cochabamba y Tarija.

Las bajas temperaturas volvieron a azotar ayer a todo el país y en Oruro alcanzaron los 6 grados bajo cero, mientras que en la capital cruceña el termómetro marcó 6,8 grados centígrados, siendo del día más frío del año.

Los efectos se sintieron en las labores educativas, toda vez que varias escuelas del Altiplano quedaron cubiertas de nieve y las autoridades educativas dieron instructivas orientadas a precautelar la salud de los estudiantes.

El viceministro de Educación Regular, Valentín Roca, informó de que las clases fueron suspendidas en todo el departamento de Chuquisaca y parcialmente en las regiones de Potosí (con nueve distritos), Cochabamba (con dos distritos) y Tarija (con cinco distritos), danto un total de 2.120 unidades educativas con actividades paralizadas. Se espera que las actividades vuelvan a la normalidad el próximo lunes.

Roca dijo que, en otras regiones, como Santa Cruz y Beni, las direcciones departamentales instruyeron ampliar el horario de invierno, en algunos distritos.

Precisamente, el director departamental de Educación de Santa Cruz, Salomón Morales, confirmó que para las escuelas de los Valles y de la provincia Cordillera rige el horario de invierno ampliado, es decir, que los estudiantes tienen una hora de tolerancia en el ingreso, en el turno de la mañana. Para la ciudad capital se mantiene el horario de invierno normal, de media hora, aunque el miércoles y ayer se notó un importante ausentismo.

Esta decisión fue criticada por dirigentes de la Federación de Maestros Urbanos, que a través de una carta dirigida a Morales le pidieron ser más considerado con la salud del alumnado y que suspenda las clases, pues la sensación térmica llegó a 4 y 5ºC en la capital cruceña.

El viceministro de Educación refirió que estos días deben ser compensados con jornadas adicionales para dar cumplimiento con los 200 días de labores.

Carreteras cerradas

El mal tiempo también está afectando la transitabilidad de las carreteras, pues mientras algunos tramos son habilitados otros deben ser cerrados, por precaución.

El especialista en Conservación Vial de la Administradora Boliviana de Carreteras, Saúl Sánchez, informó de que ayer se cerraron los tramos Camargo-Tarija, Villa Montes-Tarija y la ruta Uyuni-Potosí, por la intensas lluvias y nevadas.

Según Sánchez, los caminos Oruro-Potosí, Oruro-Cochabamba y la ruta hacia los Yungas de La Paz están transitables, pero con “extrema” precaución.

Asimismo, ayer en Santa Cruz un nuevo deslizamiento en la ruta a los Valles provocó el cierre de esta vía a la altura del kilómetro 183, cerca de la comunidad de Los Negros. “A las 7:00 se registró un derrumbe entre las localidades de Pampa Grande y Los Negros, nuevamente la carretera se encuentra cerrada. Hemos desplazado maquinaria pesada y funcionarios para retirar todo el sedimento que cayó sobre la carretera”, informó Omar Velarde, gerente regional de la ABC.

En horas de la tarde, continuaban los trabajos y los conductores aguardaban el restablecimiento del tránsito.

La ABC insistió ayer en la recomendación a los conductores de manejar con bastante cuidado para evitar accidentes de tránsito. De hecho, solo en Tarija ayer se registraron seis hechos de tránsito producto de la nieve y lluvia. El comandante departamental de la Policía, Miguel Prieto, confirmó que en la ruta Tarija–Bermejo, a la altura de Guayabillas, se reportaron dos accidentes de tránsito con cinco heridos.

“Una ambulancia que se dirigía para socorrer a los heridos de un vehículo de servicio público accidentado se embarrancó 80 metros luego de que el chofer perdiera el control, pues la capa asfáltica estaba congelada por la nieve”, dijo el jefe policial.

Retrasan vuelos

Por otro lado, el aeropuerto internacional Jorge Wilstermann, de Cochabamba amaneció ayer cubierto de una densa niebla que obligó a paralizar los vuelos programados, entre las 6:30 y 9:00.

Fue un fenómeno inusual que redujo la visibilidad horizontal a poco más de diez metros, según reportaron pasajeros y operadores de vuelo. La estatal Boliviana de Aviación (BoA) reportó muy temprano las condiciones en que amaneció la base aérea y a través de Facebook puso un anuncio, en que informó: “Así amaneció la ciudad de Cochabamba, con una intensa niebla que nos obligó a no despegar hasta que el área de pista este visible. Por tal razón, modificamos el horario de los vuelos, velando por la seguridad”.

Como efecto de la niebla, no solo las naves quedaron varadas en la pista, también los autos que llegaron hasta esa terminal aérea, que se estacionaron en las calles aledañas debido a que la poca visibilidad les impedía circular con seguridad. La Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) reportó que los bruscos cambios climáticos alteraron la actividad área desde el miércoles.

Por su parte, el jefe de aeropuerto de Aasana en Tarija, Rubén Jurado, informó de que ayer fue suspendido el vuelo de las 6:15, por lo que las naves estuvieron en pista hasta las 9:00.

Reportan muerte de peces en Río Grande, supuestamente por el frío

Mortandad de peces

En Santa Cruz, ayer también se reportó una mortandad de peces en el Río Grande, en la zona de Cuatro Cañadas y Okinawa, presumiblemente a causa del frío. Las imágenes que llegaban de la zona mostraban cómo la gente llegaba hasta las riberas para recoger ejemplares de surubí, dorado y otras variedades de peces.

Las autoridades aún no se han pronunciado al respecto y se espera los estudios para determinar la causa de la mortandad.

Por otro lado, la Asociación Nacional de Productores de Camélidos alertó que la nevada podría provocar la mortandad de 4.500 cabezas de llamas en la zona del Altiplano.

Tags

Comentarios