Escucha esta nota aquí

El presidente Evo Morales prometió en una entrevista con EL DEBER que respetará el resultado de las elecciones generales del 20 de octubre, y que si gana, será su última gestión. Ante ello, cívicos, activistas de plataformas y opositores coincidieron en afirmar que “no le creen”.

El mandatario sentenció en la conversación publicada ayer que en estas elecciones se “jubilarán” Carlos Mesa, Víctor Hugo Cárdenas, Samuel Doria Medina y Jaime Paz. Incluso se incluyó en la misma bolsa. “Yo quiero eso (la jubilación). Cinco añitos más quiero aportar”. Además, prometió respetar el resultado final de los comicios presidenciales.

En ese marco, el aspirante a la vicepresidente por Comunidad Ciudadana (CC), Gustavo Pedraza, dijo que el Presidente mintió anteriormente, y también lo hace ahora. “En 2010 dijo que iba a ser su ultima gestión, en 2014 prometió lo mismo y como vemos, repite ese discurso en 2019”.

Pedraza duda que Morales respete el voto, “porque desconoció el 21-F”. Luego se preguntó “¿para qué quiere cinco años más si en 13 años no ha logrado solucionar el problema de la corrupción, de la salud, del empleo?, ¿Por qué tendría que creerle la gente si ha mentido?, ¿Por qué en los próximos años tendría que hacer buen gobierno si en los 13 que ya estuvo en el poder no ha podido solucionar los problemas del país?

Por su parte, el candidato presidencial por Bolivia Dice No, Óscar Ortiz también fue contundente sobre ambos temas. “La palabra de Evo no tiene ningún valor. Alguien que no respeta el voto del pueblo, los resultados del referéndum, que ha mentido una y otra vez no merece crédito y no le creemos, porque es un presidente autoritario. No quiere enfrentar los juicios por los abusos que ha cometido todos estos años. Seguramente por eso no quiere salir del poder”.

Víctor Hugo Cárdenas, postulante a la presidencia por UCS también duda de la palabra del jefe de Estado y afirmó que “es una gran mentira. Promete en cada elección que será su última postulación y miente. Dice que respetará los resultados y está claro que solo está dispuesto a hacerlo si su partido gana, y el ejemplo más reciente es el 21-F. Vemos que ahora busca la reelección, contra la Constitución y contra su propia palabra”.

 

Cívicos

La línea de los cívicos es aún más radical. Para el máximo dirigente del comité cívico paceño, Jaime Alarcón Daza, Morales miente compulsivamente. “No es la primera vez que lo hace. Teme a los juicios que le van a llegar a él y a su turba de blancoides que le ayudaron a intentar mantenerse en el poder de forma absolutamente ilegal”, afirmó.

La opinión del cívico de Cochabamba, Juan Flores, tiene el mismo tenor. “Es un vil mentiroso. Nos ha mentido con el hijo de Zapata, con los casos Achacollo, Zanabria, con el caso LaMia, que dijo que no conocía hasta que aparecieron fotos de él en una de sus aeronaves. Miente con el narcotráfico, con el gas, el desempleo, la nacionalización. Ni 100 pizarras nos alcanzarían para registrar todo. Realmente no le creemos y tiene que irse”, dijo.

El líder del Comité Pro Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, expresó que es digno que un político se jubile, y eso se define por sus tiempos de vigencia. “Lo triste es repostularse mintiendo, atropellando la voluntad del pueblo, la Constitución y la democracia boliviana”, señaló.

Camacho afirmó que Morales ya no tiene cinco años más, “no puede encarar una gestión más, y aunque sepamos que esta vez cumplirá su palabra, que no la tiene, después de enero, debe irse y eso es lo que haremos cumplir”.

Advirtió que las ‘flores’ que lanza a Óscar Ortiz, esconden la estrategia de estigmatizar al candidato cruceño y mostrarlo como si fuera alguien que coincide con sus políticas”, manifestó.

Sobre el comentario de Morales sobre la juventud de Ortiz, el candidato presidencial de Bolivia Dice No aseguró que no está “haciendo cálculos” sobre su jubilación. “Yo soy un luchador por la democracia y lo que hago es trabajar más que nadie, hacer todos los esfuerzos para llegar a una segunda vuelta y ganarle a Morales”, indicó.

Ve “cinismo” en la posición del MAS, que muestra respaldo a su candidatura. “Obviamente lo que buscan es generar dudas, conflictos y dañarnos con esas declaraciones. Pero yo les advierto una cosa, la sorpresa no será para Mesa, sino para ellos, porque buscamos ganarle al MAS, y lo conseguiremos”, apuntó.

Cárdenas, aludido también por Morales, comentó que la política no es un concurso de jóvenes o viejos, de hombres o mujeres, de tener un buen aspecto físico o no. “Sí, es un concurso de buenos gobernantes o malos. De quienes pueden debatir y no se esconden porque ni siquiera pueden redactar un mensaje de Twitter y otros se lo hacen”, dijo.

La presidenta de la Asamblea Permanente de Derechos Humanos y una de las dirigentes del Consejo Nacional de Defensa de la Democracia, Amparo Carvajal, opinó que es “imposible creerles” al presidente y al vicepresidente y les recordó a ambas autoridades que su gestión terminará en enero. “Ya no hay más oportunidad, el pueblo les dijo hasta aquí y si eventualmente desobedecen ese mandato del referéndum ingresarán al Palacio como un régimen dictatorial, eso está claro”.

El activista Eduardo Gutiérrez, de la plataforma SOS Bolivia, considera que el presidente Morales miente. En su cuenta de Twitter comentó que “si ahora pierde dirá que no puede ‘volver la derecha’ o que se cortará ‘el proceso de cambio’. Siempre habrán excusas para no dejar el poder y rendir cuentas”.

Por su parte, Beto Astorga, de Otra izquierda es posible, recordó que Evo aseguraba que se retiraba en distintas oportunidades. Mencionó aquella en la que señaló que estaba dispuesto a retirarse a Chapare y abrir ahí, junto al exalcalde de Cochabamba, Edwin Castellanos, un restaurante.

“Lamentablemente es tan mentiroso el señor presidente que lo único que le interesa es eternizarse en el poder. Ante los últimos acontecimientos, esta vez volverá a sufrir una derrota en las urnas como ocurrió en el referéndum del 21-F”, afirmó.

Los sectores opositores van dispersos a las elecciones de octubre, pero su rechazo a Evo Morales sí es capaz de unificar sus opiniones.

Comentarios