Escucha esta nota aquí

El Parlamento Europeo aprobó una resolución conjunta en el que condena la "detención arbitraria e ilegal de la ex presidenta interina" Jeanine Áñez,  de dos de sus ministros y otros presos políticos. Al mismo tiempo exige la inmediata liberación de los detenidos para que puedan afrontar una defensa con garantías de justicia "trasparente e imparcial".

La resolución contó con el voto favorable de 396 eurodiputados, el rechazo de 267 y la abstención de 28 integrantes de la cámara europea.

​La resolución también  indica que Áñez "cumplió plenamente con su deber de la Constitución boliviana como Segunda Vicepresidenta del Senado al llenar el vacío presidencial provocado por la renuncia del expresidente Evo Morales". Además, resalta que "el Tribunal Plurinacional de Bolivia avaló el traspaso de poder a Jeanine Áñez".

Los parlamentarios europeos también resaltan las elecciones presidenciales del 18 de octubre de 2020 que "se desarrollaron sin incidentes y con plenas garantías democráticas". Fruto de se ejercicio democrático, Luis Arce Catacora fue elegido presidente del Estado Plurinacional.​​​


"Como familia solo podemos agradecer al Parlamento Europeo por manifestarse de forma clara y directa sobre la ilegal aprehensión de mi madre. Esta es una prueba más de que el gobierno de mi madre fue respaldado y continua siendo respaldado por la comunidad internacional, porque fue una sucesión constitucional. Esperamos que el Gobierno nacional tome esta resolución con el respeto que merece el Parlamento Europeo y no intenten silenciarlo con ataques sin sentido", manifestó la hija de la expresidenta, Carolina Ribera, luego de conocer la resolución del Parlamento Europeo.​

La decisión asumida por el Parlamento Europeo “encarga” a su presidente que haga conocer las recomendaciones aprobadas tanto a las autoridades bolivianas como al Tribunal Constitucional Plurinacional. Además, también propone que se informe debidamente a otras autoridades como la OEA, la CIDH o al Secretario General de las Naciones Unidas entre otras autoridades.

El Parlamento Europea expresa su preocupación por “la falta de independencia e imparcialidad” del sistema judicial lo que provoca la falta de “confianza de los ciudadanos”. Además, detectan una injerencia manifiesta en el poder judicial ejercida con “presiones políticas” para incidir en los procesos.

En un marco de justicia trasparente, “todos los responsables deben rendir cuentas”, afirma la resolución que también observa la concesión de “amnistía e indultos por sus opiniones política” como una forma de evadir la justicia.

Bolivia requiere “cambios estructurales y reformas en su sistema judicial” como mecanismo necesario para recuperar la confianza y credibilidad en la justicia. Observa unas “definiciones excesivamente amplias de terrorismo” lo que deriva en “posibles violaciones de los principios de legalidad y proporcionalidad”.

El diálogo, resalta el documento aprobado en la asamblea europea, se convierte en un canal para “promover los valores democráticos, el estado de derecho y el respeto a los derechos humanos”.

El Parlamento Europeo también dedica una reflexión sobre la violencia suscitada durante 2019 y “deplora profundamente la tragedia que ha sufrido todas las víctimas de los disturbios”. Reconoce la importancia de “defender el carácter multiétnico” del país como una expresión de la diversidad que reina en Bolivia.

El político español y europarlamentario Hermann Tertsch adelantó la posibilidad de que se aprobasen “sanciones selectivas” contra el gobierno de Arce. La resolución recomienda seguir apoyando a Bolivia a pesar de que no exista un acuerdo de colaboración conjunta.

Finalmente, el documento aprobado en el hemiciclo europeo pide al Ministerio Público que  “reabra la investigación sobre la supuesta canalización por parte del gobierno de Morales de 1,6 millones de dólares de fondos públicos a través de pagos irregulares a la consultora Neurona”.

Comentarios