Escucha esta nota aquí

Miles de pacientes se vieron afectados ayer en el país con la suspensión de la consulta externa en  los hospitales públicos, debido al paro, de 24 horas, que acató el sector médico.

En Santa Cruz, la medida tomó por sorpresa a varios pacientes que llegaron a los hospitales en busca de asistencia y se encontraron con las ventanillas cerradas y avisos que informaban sobre la medida. 

En el hospital San Juan de Dios,  por ejemplo, los encargados de entregar fichas pidieron a los pacientes retornar el viernes, indicando que no habría asistencia. 

Esta situación causó el enojo y el posterior reclamo de los afectados, siendo este el caso de Juan Durán, que no pudo hacerse su control cardiaco. 

Similar panorama se vivió en otras entidades de salud como el hospital Mario Ortiz y el Japonés, en donde solo hubo atención en Emergencias.
La medida de presión se cumplió para exigir respeto al fuero sindical, además de mayor presupuesto e ítems para la salud. Asimismo es en rechazo a la persecución de dirigentes sindicales, entre otras demandas. /D. Ortiz

Comentarios