Escucha esta nota aquí

El ex vicepresidente regional de la Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP) y director general del diario EL DEBER, Pedro Rivero Jordán, abogó este martes por la libertad de las personas detenidas sin sentencia que llenan las cárceles bolivianas.

 

En la oportunidad, mencionó los casos de Zvonko Matkovic Rivera, acusado del supuesto caso terrorismo, y de los dirigentes deportivos Carlos Chávez y Alberto Lozada.

 

Ningún ciudadano debe sentir violentados sus derechos comprendidos en la Constitución Política del Estado (CPE)”, expresó Rivero, después de recibir la medalla Ana María Romero de manos del defensor del Pueblo, David Tezanos, por la defensa y promoción de los derechos humanos.

 

La solidaridad de Rivero con Matkovic tuvo un detalle de emotividad cuando recordó la carta escrita por el niño Milen Matkovic al papa Francisco, en ocasión de su visita a Bolivia en 2015, en la cual pidió un milagro para que su padre sea liberado, de acuerdo con un comunicado de la Asociación Nacional de la Prensa (ANP).

 

Matkovic guarda detención preventiva desde hace ocho años en el penal de Palmasola de la ciudad de Santa Cruz, junto con Juan Carlos Guedes y Alcides Mendoza, acusado de terrorismo y de presuntos vínculos con Eduardo Rózsa, líder de un supuesto grupo irregular.

 

La demanda de Rivero incluye un pedido para la aplicación de la independencia de poderes en la justicia y la recuperación de credibilidad y prestigio de las nuevas autoridades judiciales.

 

Cabe resaltar que Rivero renunció a la vicepresidencia regional de la SIP el 6 de abril, en gesto de protesta porque una resolución de rechazo al maltrato sufrido por periodistas bolivianos en Santiago de Chile fue vetada por una asamblea de la institución hemisférica realizada en Guatemala.

 

El 24 de marzo reciente, una periodista y un camarógrafo del canal estatal Bolivia Tv fueron retenidos en la ciudad chilena de Iquique, mientras intentaban reportar sobre la situación de nueve funcionarios de aduanas y militares detenidos en el vecino país.

 

El 28 de marzo, un grupo de nueve periodistas invitados por la aerolínea chileno-brasileña Latam fue retenido en la ciudad de Santiago, y obligado a firmar documentos de buena conducta.

 

El caso fue denunciado por el Defensor del Pueblo ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), “pero tenemos el silencio de los organismos internacionales”, dijo Tezanos en tono de queja.

Comentarios