Escucha esta nota aquí

Cochabamba vivió ayer una nueva jornada violenta. El re­sultado de más de tres horas de enfrentamientos causaron heri­dos, detenidos y el incendio del cerro de San Pedro, del Cristo de la Concordia.

El puente Muyu­rina (zona este) fue el epicentro de los cuatro enfrentamientos que se registraron en la zona sur, centro, en el norte y al este de Cochabamba entre sectores afines al MAS que salieron para desbloquear las calles y avenidas y los ciudadanos que denuncian un supuesto fraude electoral para favorecer al oficialismo.

La pelea campal fue con palos, piedras y petardos que ambos bandos utilizaron para defender sus posiciones, por lo que tuvo que intervenir un contingente policial de 500 uniformados que utilizaron agentes químicos para dispersar a los manifestantes.

Todo comenzó a las 11:30 de ayer, cuando sectores, como los transportistas y gremiales afines al MAS, llegaron desde el munici­pio de Sacaba a la capital cocha­bambina y empezaron a invadir los puntos de bloqueos de la ave­nida Villazón, que levantaron los ciudadanos en cumplimiento al paro cívico indefinido para exigir el respeto al voto popular, según el periódico Los Tiempos.

En la refriega, muchas perso­nas que transitaban por las vías cerradas fueron agredidas. Los vivientes de la zona norte de Cochabamba se retiraron hacia Las Américas, por la Universidad Católica Boliviana.

El corresponsal de EL DEBER en Cochabamba, Humberto Ay­llón, informó que el reporte del Comando de la Policía indica que en la séptima jornada del pa­ro indefinido hubo seis personas heridas y dos detenidos.

Producto de las disputas entre ambos bandos en la zona de la plaza de Las Banderas, un em­blemático pino se quemó a conse­cuencia del uso de bengalas en las protestas y a las 16:00 se conoció que un helicóptero estaba coad­yuvando en las tareas de apagar el incendio del cerro San Pedro, zona del Cristo de la Concordia. Por la tarde, continuaba la rea­grupación de vecinos de Sacaba y la zona norte en la plaza Tarija

 para evitar el ingreso de los sim­patizantes del MAS a El Pueblito. El diario Los Tiempos informó que, durante los enfrentamien­tos, algunos motorizados fueron destrozados y tres motocicletas fueron quemadas, una en la zona de Muyurina y las otras dos en la plaza Tarija. En los reportes de los medios televisivos se observó a los manifestantes utilizando cascos, máscaras antigases, barbijos y pañuelos, mientras que otros se cubrían el cuerpo con escudos de pedazos de turriles.

Ayer, a las 15:30, se reportó que grupos de mineros y productores afines al MAS intentaron ingresar armados con dinamita al munici­pio de Quillacollo para levantar el bloqueo de la carretera, pero en­contraron resistencia en los ciu­dadanos que están en la zona, en rechazo al resultado electorales del domingo 20. Se reportó a una persona herida.

Calendario escolar

La circular que emitió el vice­ministro de Educación Regu­lar, Valentín Roca, instruye a los establecimientos educati­vos que suspendieron las ac­tividades escolares que deben reprogramar las labores edu­cativas para cumplir con los 200 días hábiles que establece el artículo 4 de la Resolución Ministerial 001/2019.

La circular indica que las uni­dades educativas que suspendan las clases por seguridad de los estudiantes, tienen que ampliar el calendario escolar por los días que no pasan clases debido a los conflictos sociales y el Sistema de Información Educativa (SIE) se adecuará a los tiempos necesarios para que el reporte final de las ca­lificaciones de la gestión escolar.

Cochabamba es uno de los de­partamentos que suspendió las clases en 44 unidades fiscales y particulares debido al bloqueo de calles que protagonizan ciudada­nos que rechazan los resultados electorales en el que da como ganador al binomio Evo Mora­les-Álvaro García Linera.

En total, son 31 unidades edu­cativas fiscales, siete de convenio y seis privados que suspendieron las labores escolares.