Escucha esta nota aquí

"Yo pienso que hay que cerrar fronteras, y ojalá con candado a quienes le hacen mal a Chile", afirmó Sebastián Piñera, candidato presidencial de Unión Demócrata Independiente (UDI). Sus dichos surgen en medio de la polémica que existe con Bolivia.

En entrevista con TVN, el empresario y político sostuvo también que "Chile debe tener sus fronteras, sus puertas abiertas de par en par a lo que hace bien a Chile". Hizo una distinción entre quienes ingresan al vecino país a delinquir, o llegan con antecedentes desde otros países.

Mencionó que quienes deben quedar al margen del ingreso a territorio chileno son "los delincuentes, narcotraficantes, contrabandistas, organizaciones de criminales o la migración ilegal. Eso está pasando ahora".

Explicó que hay cerca de 800 kilómetros de fronteras con Bolivia y Perú, dos de los "productores más fuertes de cocaína del mundo. Yo como Presidente de Chile tengo un  solo criterio: abrir las fronteras a quienes vienen a integrarse, y cerrarles a quienes vienen a hacer daño".

Anticipó que si es electo "vamos a tener un sistema de información mucho mejor (respecto de) quienes vengan" y remarcó que "no queremos sea un santuario para quienes vengan a producir dolor a todos los chilenos".

Comentarios