Escucha esta nota aquí

Los disturbios que se generaron en las capitales de los nueve departamentos, ante las protestas ciudadanas que cuestionan los resultados que ha venido dando el Órgano Electoral Plurinacional (OEP), han hecho que los comandos departamentales pidan al personal de sus reparticiones mantenerse acuartelados y atentos ante cualquier incidente.

Si bien hasta el cierre de esta edición no se había emitido un comunicado oficial desde el Comando General de la Policía, en las regiones los agentes tienen como prioridad el control de los tribunales electorales y están reunidos, como ocurrió antes de los comicios, en sus comandos departamentales para actuar ante posibles disturbios.

En el caso de la guarnición policial cruceña, la instructiva de acuartelamiento se mantiene invariable desde el día previo a los comicios (el sábado 19).

Los jefes de las diferentes unidades operativas deben reportarse de forma permanente en el Comando Departamental, además de otras unidades donde hay el espacio suficiente para aglutinar al personal para actuar ante posibles escenarios de disturbios.

El personal que se queda en las diferentes unidades policiales, están con instructiva de emergencia, lo que quiere decir que deben dar prioridad a cualquier llamado de acción inmediata y acudir al punto donde sean convocados.

Extraoficialmente se sabe que a las diferentes unidades han llegado motocicletas, por su versatilidad al momento de movilizarse en la ciudad. También se conoció que los equipos antidisturbios llegaron a las unidades.