Escucha esta nota aquí

En el discurso de posesión de Vladimir Calderón como nuevo comandante policial, el ministro de Gobierno, Carlos Romero deslizó dos elementos fundamentales para el nuevo Alto Mando, el trabajo en equipo y la necesidad de erradicar los casos de corrupción. Calderón designó a Eduardo Joaquín Rivera como subcomandante General y Jefe de Estado Mayor de Policía y a Johnny Donato Coronel como Inspector General.

Respecto a los comandos departamentales, la nueva autoridad dijo que todos los comandantes y directores nacionales serán sometidos a “un periodo de evaluación” y serán removidos de sus cargos los que no cumplan con las exigencias del nuevo comando. El jefe policial consideró que es “urgente” transitar hacia el fortalecimiento tecnológico para estar acorde a los avances de la modernidad a los que organizaciones criminales tienen acceso.

Por otra parte, ayer, entre los policías y expolicías aparecieron dos versiones sobre la salida de Rómulo Delgado; un grupo de policías dijo que el excomandante se habría resistido a realizar cambios que le instruyeron desde esferas políticas.

El ex comandante de la Policía General, Ciro Farfán, recordó que cuando le tocó dirigir la institución, su cargo fue ‘manoseado’ por el entonces ministro, Sacha Llorenti. “Lo primero que he pensado, es que él (Delgado) con seguridad ha debido intentar hacer respetar los reglamentos y las normativas de la institución, eso no le gusta al político, el político quiere manejar a su gusto y criterio al policía y no es así”, dijo.

Otros jefes policiales activos, explicaron que a veces se debe cumplir órdenes que posiblemente no se puedan ejecutar y que eso representa un conflicto con las esferas políticas, lo que podría ocasionar un relevo.

Por otra parte, fuentes cercanas a Víctor Borda, que tomó juramento al nuevo comandante, revelaron que Delgado conoció de varios hechos de corrupción dentro la institución pero que no tuvo una acción rápida para sancionar esos actos y permitió el descrédito institucional.

Por otra parte, desde el interior de la institución se advirtió que los cambios internos por la rotación de las promociones generarán conflicto pues de los cinco generales ascendidos en diciembre, con la salida del comandante y subcomandante, solo quedan tres. 

Comentarios