Escucha esta nota aquí

Declaraciones de dos socios del piloto de Boliviana de Aviación (BoA) Marcelo Zegarra Villarroel (58), asesinado a mediados de junio en Cochabamba, hacen presumir que su muerte fue ordenada por sus dos socios para evitar el pago de deudas millonarias.

Elmer Z., el segundo involucrado, confesó que tiene una deuda de más de medio millón de dólares con la víctima. Entre tanto, el administrador de un motel Oscar Andy C. A., también aprehendido, intentó saldar su deuda emitiendo cheques sin fondo, según Los Tiempos.

Julio Miguel Torrico, abogado de la familia del piloto, informó que, dos meses antes del día del crimen, ambos socios solicitaron al piloto que extienda el plazo para pagar sus deudas. “Desde entonces, planifican su muerte. La fecha ya estaba fijada”, dijo.

Uno de los hijos de la víctima, durante el desarrollo de la audiencia cautelar de Elmer Z., contó que Oscar Andy C., que tiene una deuda de 400.000 dólares, extendió un cheque sin fondos, mientras que Elmer Z., en su primera declaración, dijo que debe sólo mil dólares, cuando a la Policía había dicho deber 8.000, “una deuda pequeña”. Tras su aprehensión, confesó que la deuda es mucho más alta.

La declaración ampliatoria de Oscar Andy C. A. (recluido en la cárcel de San Sebastián), ante el Ministerio Público, develó que la muerte del piloto fue planificada por los dos socios de la víctima, que contrataron a dos sicarios extranjeros.

El 17 de junio, Elmer Z. A. invitó a Zegarra a su domicilio ubicado en Pacata Baja, cerca de El Bateón. Alrededor de las 23:00, llegaron a la dirección pactada la víctima, Oscar Andy C. y los supuestos primos de Elmer Z.

En la reunión, los acusados pidieron a su acreedor una prórroga para el pago de sus deudas. El piloto les pidió que no fallen en los pagos, ya que de lo contrario ejecutaría la boleta de garantía, lo que provocó una discusión entre Elmer Z. y la víctima.

Cuando empiezan a discutir, ingresa uno de los sicarios con guantes de látex. Marcelo trató de protegerse con el brazo. Luego, ingresó el otro sicario, lo tomaron del cuello y le dieron un golpe en la cabeza”, relató el sábado pasado ante la Fiscalía, Oscar Andy C. A.

Los sicarios golpearon y apuñalaron a la víctima para asegurarse de matarla.

Conoce más sobre el tema:

Comentarios