Escucha esta nota aquí

Potosí vive días de paro indefinido. El movimiento cívico interfirió en la campaña electoral, lo que perjudica al Movimiento Al Socialismo (MAS). Los candidatos del oficialismo refuerzan estrategias para intentar convencer, sobre todo, a la población de la capital potosina. La oposición se agarra del reclamo cívico y propone redireccionar la política económica del departamento.

El segundo vicepresidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), Nelson Gutiérrez, aclara que el reclamo que mantienen no tiene ningún tinte político y -asegura- es una reivindicación para el desarrollo de Potosí.

“Nosotros somos cívicos, no políticos. Nuestro movimiento no tiene ningún tinte político y tenemos a ningún candidato dentro de nuestra organización. Es más, pedimos a los candidatos que no se agarren de nuestro reclamo para evitar, justamente, la posición del Gobierno, que es confundir a la población al señalar que este paro es político”, recalca Gutiérrez.

Potosí vive el séptimo día de movilización. Los días lunes y martes la capital potosina realizó sus labores con total normalidad. La medida fue catalogada como un “paro progresivo” por los mismos cívicos, ya que desde el miércoles se radicalizó la protesta con bloqueos de calles. Aun así, las labores educativas se desarrollaron con normalidad.

Lo que pide Comcipo

Comcipo quiere la abrogación del Decreto Supremo 3738. Esta normativa da pie a la asociación con una empresa alemana para la explotación de litio en los salares de Uyuni y Pastos Grandes. Por eso, el Gobierno convocó a la dirigencia cívica potosina al diálogo para mañana en la Casa Grande del Pueblo, en La Paz, llamado que fue aceptado por los movilizados.

El gobernador de Potosí, Juan Carlos Cejas, de filas del MAS, lamenta que la dirigencia cívica auspicie un paro que afecta, según la autoridad, a la población potosina. “Es prácticamente un matonaje para la población potosina. Un paro afecta al desarrollo y al progreso de Potosí y, por eso, no debería ser ejecutado”, dice.

Orlando Careaga, candidato a primer senador por el MAS en Potosí, afirma que es necesario asociarse con una empresa extranjera para explotar e industrializar el litio y sus derivados. Considera que el departamento potosino puede recibir un 11% de regalías por el elemento químico.

“Ahora se llamó al diálogo y ojalá todo se solucione por el bien de Potosí. Está bien que queramos más regalías por el litio, pero también es necesario asociarnos para explotar el litio. El diálogo debe resolver este conflicto que vive Potosí”, dice Careaga.

Mientras, el candidato a primer diputado plurinominal por Bolivia Dice No (BDN), Gonzalo Barrientos, reprocha la política del MAS en la temática del litio y considera que el Gobierno “está regalando” el elemento químico a la empresa alemana.

“Evo Morales es peor que Gonzalo Sánchez de Lozada. Evo Morales quiere regalar el litio a manos extranjeras y eso el departamento de Potosí no lo aceptará. Nosotros apoyamos el paro cívico”, remarca Barrientos.