Escucha esta nota aquí

En la segunda jornada de paro cívico en defensa del voto en Po­tosí, grupos de comerciantes re­corrieron las calles de la ciudad para obligar el cierre de negocios y bancos. Mientras, campesinos de las provincias del centro están en apronte para cercar la capital.

Las protestas coindicen con los resultados emitidos ayer por el Ór­gano Electoral que declaró gana­dor en Potosí al presidente y can­didato a la reelección, Evo Morales (MAS), con el 49,35% de votos, so­bre Carlos Mesa, de Comunidad Ciudadana, con el 32,84%.

El cómputo general se realiza en medio de un ambiente de sus­ceptibilidad de fraude electoral desde que los resultados de con­teo rápido del Tribunal Supremo Electoral fueron suspendidos el domingo cuando daban la posibi­lidad de una segunda vuelta, pero 23 horas después Morales apare­ció primero y lo coloca como vir­tual ganador en primera vuelta.

El presidente convocó ayer una con­ferencia de prensa, la segunda en dos días, para declararse ganador de los comicios.

Controles

Después de la reunión que sostu­vieron la noche del miércoles, los integrantes de Comité Cívico de Potosí (Comcipo) determinaron formar grupos de control.

Así, ayer, desde muy temprano, distintos grupos de mujeres, la ca­ra más visible de estas protestas, con banderas potosinas y palos obligaron a que se cierren las tien­das, mercados y bancos.

“Cierren, cierren, sino habrá saqueos. Poto­sí somos todos”, era el grito que más se repetía en la jornada.

En los mercados comenzó a sentirse el impacto del paro cívi­co, que arrancó a media máquina debido a que los potosinos se en­cuentran en movilización desde hace más de dos semanas en de­fensa del litio, y ahora en rechazo al virtual triunfo del MAS.

Antonia Cortez, integrante de la Asociación de Comerciantes de Potosí (ACP), explicó que el sistema de control fue definido el miércoles y que la población no se debe sorprender.Molesto, Antonio, vendedor de zapatos de una marca nacio­nal reconocida, al verse superado por los grupos de control tuvo que bajar su cortina metálica.

“Es un abuso, llevamos cuánto 10, 12, 15 días con estas protestas. La gente necesita trabajar”, dijo mientras volvía a abrir la tienda, una vez que los grupos de control se alejaron.

Juan Carlos Manuel, vicepresi­dente de Comcipo, indicó que en el día de la bandera potosina (24 de octubre) el paro cívico fue más contundente y destacó la convic­ción de los potosinos por luchar y hacer respetar su voto.

Sobre los resultados generales de las elecciones, que dan virtualmente ganador al MAS, Manuel la rechazo e indicó que la misma se apoya en la ilegalidad del Tribunal Electoral Departamental de Potosí que se trasladó a Llallagua para continuar con los cómputos de los votos.

“Se fueron lejos y no dejaron participar a los delegados de los demás partidos. Entre ellos ar­maron los resultados. Por eso no lo aceptamos”, remarcó Manuel.

Campesinos en alerta

Medardo Camiño, ejecutivo de la progobiernista central Tomás Frías, sostuvo que los representantes de las provincias del centro potosino determinaron defender el voto de las zonas rurales por lo que se alis­tan con cercar la capital potosina. “La ciudad debe respetar nuestros votos.

Si ganó el MAS, eso se debe entender”, subrayó Camiño. El dirigente precisó que por seguridad sus reuniones no se realizan en sus oficinas habi­tuales, sino en otro lugar.