Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Salud y el Servicio Departamental de Salud (Sedes) han decidido intensificar la campaña de vacunación contra la influenza A H1N1.

Del 1 al 3 de julio y con la ayuda de 4.000 brigadas de salud se saldrá a vacunar casa por casa, a las personas que forman parte de los grupos de riesgo para evitar contagio y más víctimas fatales, anunció la ministra de Salud, Ariana Campero.

El director nacional de Epidemiología, Rodolfo Rocabado, corroboró el anuncio de Campero, indicando que la movilización se llevará a cabo en los nueve departamentos del país y no solo en la sede de Gobierno, como se había anunciado en un principio, y para ello se está analizando la disponibilidad de más vacunas. Asimismo, que se está a la espera de que el Sedes Santa Cruz haga su solicitud de más dosis, previa justificación sobre la aplicación de las vacunas recibidas.

Rocabado también remarcó que la inmunización está dirigida exclusivamente para los grupos de riesgo, por lo que exhortó a las mujeres embarazadas, a los menores de dos años, mayores de 65 años y principalmente población de cualquier edad que tenga una patología de base (diabetes, obesidad, problemas cardiacos, artritis, trasplante de órganos, insuficiencia renal y otras enfermedades no transmisibles). La vacuna protege contra tres tipos de influenza, la AH1N1, la AH3N2 y la tipo B.

El Sedes también reforzará la vacunación a partir de este lunes, implementando puestos permanentes de inmunización en cada una de las cuatro redes de salud, informó el director departamental de Epidemiología, Roberto Tórrez.
“Aquí estamos haciendo una redistribución con las dosis de los centros de salud que no han sido usadas; y vamos a poner a disposición exclusivamente para los grupos de riesgo”, dijo

También se ha instruido disponer de ambientes en los hospitales para pacientes graves con influenza A H1N1. En ese marco, los hospitales de tercer nivel San Juan de Dios y el de niños Mario Ortiz, desde el lunes contarán con un ambiente habilitado para este tipo de pacientes. De igual forma, se coordina con el gobierno municipal para que se pueda habilitar espacios en los nosocomios Francés y Pampa de la Isla, de segundo nivel.

“Santa Cruz no priorizó”
Desde el Ministerio de Salud se informó de que es baja la cobertura de vacunación; solo alcanza a 25% a escala nacional.
A propósito de la baja cobertura y escasez de vacunas en Santa Cruz, Rocabado cuestionó la aplicación de la vacuna en el departamento cruceño, indicando, por ejemplo, que se aplicaron dosis a niños menores de cinco años, cuando está indicada para menores de dos años.
“Qué es lo que ha pasado en Santa Cruz, ha abierto la vacuna a la población en general siendo que las 337.000 dosis enviadas estaban destinadas a los grupos de riesgo, eso el Ministerio de Salud no ha avalado, y por recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la vacuna debe ser aplicada solamente a los grupos de riesgo”, dijo, agregando que el Sedes, de forma arbitraria, ha determinado que la vacuna se aplique a personas que no están en dichos grupos.

Tórrez rechazó esta acusación, e indicó que se ha hecho el pedido de más dosis al Ministerio de Salud y que el lote de vacunas previstas para Santa Cruz no es suficiente para proteger a todos los grupos de riesgo.
“Las vacunas que recibimos son insuficientes para cubrir todos los grupos de riesgo; solamente las embarazas son alrededor de 72.000 y los diabéticos otra cantidad mucho mayor; mandan solo el 10% y en realidad Santa Cruz requiere un 30% para brindar cobertura a todos las personas consideradas de riesgo”, sostuvo.

Entretanto, el Sedes en Santa Cruz ha reforzado las medidas de control y los filtros en las escuelas. Práctica del lavado de manos constantemente, aplicar la etiqueta de la tos (toser protegiéndose con el brazo) y el aseo en los hogares, y ante cualquier síntoma acudir al centro de salud más cercano a su vivienda. No automedicarse. Tampoco enviar a los niños al colegio si estos tienen los síntomas de la gripe A.

La compran de los privados
Algunas empresas han decidido adquirir la vacuna contra la influenza A H1N1 de los laboratorios privados y proteger a su personal. Una de ellas, con datos del Siscoes, es YPFB que, según el documento, adquirió un lote de 685 vacunas de Quimiza por un valor de Bs 109.737,00.

Al respecto, el director nacional de Epidemiología dijo que algunas farmacias y laboratorios importan la vacuna para la venta privada; sin embargo, el Ministerio de Salud debe hacer la adquisición de acuerdo con los procedimientos establecidos, por lo que se trata de una vacuna certificada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS). “Las vacuna compradas tienen las mismas características, no existe de que sea mejor o peor, obviamente el Ministerio de Salud la obtiene a través de la OPS y los que la importan también deberían contar con certificación”, dijo