Escucha esta nota aquí

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, denunció este viernes que la justicia prioriza procesos judiciales contra autoridades opuestas al Gobierno, por lo que se declaró víctima de persecución política.

“Es una persecución política contra quienes pensamos distinto al Gobierno, lo están haciendo contra el gobernador (de Tarija) Adrián Oliva, que también es aliado de Carlos Mesa, contra mí, contra mi familia. Se trata verdaderamente de una persecución que la vamos a denunciar ante instancias internacionales, porque verdaderamente se está cometiendo un exceso y un abuso”, explicó Revilla, tras sus declaraciones ampliatorias en la comisión de fiscales que investiga el caso del relleno sanitario de Alpacoma.

La autoridad edil fue citada en cinco oportunidades por la Fiscalía para declarar en dicho caso por el cual está sindicado, debido al supuesto daño ambiental producido a causa del deslizamiento de una de las celdas del relleno de Alpacoma, el pasado 15 de enero.

Explicó que el Ministerio Público no actúa de igual manera contra autoridades que son del oficialismo; puso como ejemplo el caso del alcalde de Achocalla, Dámaso Ninaja, quien fue acusado por Revilla por contratar una empresa privada para el tratamiento de la basura, usurpando funciones de otro municipio.

“Hemos iniciado un proceso hace algunas semanas al alcalde de Achocalla por haber suscrito un contrato lesivo al Estado, pero además por usurpar funciones porque estaba disponiendo de la basura de La Paz sin ningún tipo de consentimiento y autorización con un contrato con una empresa privada. (...). Lamentablemente esa denuncia la Fiscalía no ha querido ni siquiera investigarla, la ha desestimado”, denunció Revilla.

Comentarios