Escucha esta nota aquí

En un clima de alerta por las movilizaciones de las próximas horas, que habrá en varias ciudades del país, en protesta por la muerte del estudiante Jonathan Quispe de la Universidad Pública de El Alto (UPEA), el ministro de Gobierno, Carlos Romero, denunció nuevamente que la oposición política del Gobierno de Evo Morales es la que está detrás de los reclamos, en alianza con la embajada de Estados Unidos. El rector de la casa de estudios superiores, Ricardo Nogales, desacredita sus declaraciones. 

“Quien hace política, jugando con vidas humanas, no merece ninguna consideración. Eso es sobrepasar cualquier límite de conciencia moral, de ética, de escrúpulos. La gente que hace política de esta manera, es el señor (Samuel) Doria Medina, (Soledad) Chapetón, con el encargado de Estados Unidos en El Alto. Operando hace tiempo y conspiran juntos”, indicó ayer la autoridad de Estado.

En ese sentido, dijo que en los próximos días presentará al menos cinco pruebas científicas que esclarecerán este acto criminal que se cobró la vida de Quispe, con el disparo de una canica (bolilla) que le impactó en el pecho, provocándole un shock hipovolémico (hemorragia interna), aunque descartó que se tratara de un acto de la Policía.

Entre estas pruebas, están el registro de las cámaras de vigilancia, retratos hablados, declaraciones testificales, informes de laboratorios y pruebas documentales, entre otras que van a ir emergiendo en el transcurso de la investigación.  

No son interlocutores

Mientras tanto, el rector de la UPEA, Ricardo Nogales, rechazó cualquier declaración de Romero, indicando que ni él ni el ministro de Economía, Mario Guillén, son interlocutores válidos por supuestas mentiras en contra de la universidad y sus demandas. 

“Ya no le creemos al ministro de Gobierno. Por eso estamos pidiendo su destitución. No puede hablar con tantas mentiras. Nuestra movilización es totalmente institucional”, señaló.

Sobre el ministro Guillén, señaló que ya no tienen credibilidad, por lo que para resolver el tema presupuestario de la UPEA y modificar la ley 195 para mejorar la calidad académica, exigirán hablar directamente con el presidente Evo Morales.

Marcha y mitin

Al mismo tiempo que las universidades públicas se preparan este lunes para marchar en todo el país en protesta por la violencia contra las movilizaciones, la UPEA convocó a una masiva marcha, que culminará en la Ceja de El Alto, lugar donde murió Jonathan Quispe el jueves.

“Ahí se decidirá si bajamos a la Hoyada (La Paz) para unirnos a la marcha de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA). Mostraremos además las mentiras del ministro de Gobierno y de Economía,  que enviamos notas hasta a la Asamblea para que nos escuchen y nunca lo han hecho”, dijo el rector Nogales. Además, mostrará un informe de peritos forenses para dar a conocer las posibles causas de la muerte del universitario de 20 años.

Drones
A su vez, el ministro Romero indicó que en las futuras movilizaciones, se van a tomar previsiones, multiplicando mecanismos de “supervigilancia” de las movilizaciones como el uso de drones, entre otros.

MÁS DEL TEMA

Sin razón
El ministro Guillen dijo que no había razones para movilizar a estudiantes de la UPEA, porque el diálogo estaba abierto y había una fecha para una reunión con el rector.

Fecha pactada
El Gobierno espera que se mantenga la reunión de negociación sobre su presupuesto acordada para el miércoles, a las 15.00, en el Ministerio de Economía.

Persecución
La abogada de la familia de Quispe, Paola Barriga, temió el fin de semana por un allanamiento a su domicilio, porque cree que hay una persecución de parte del Gobierno.

Demanda principal
La UPEA espera que el Gobierno modifique la ley 195 que establece los porcentajes de distribución de la coparticipación tributaria.

Comentarios