Escucha esta nota aquí

Leyla Mendieta

Los pobladores de Roboré adelantaron las movilizaciones, pues desde pasado el mediodía de ayer instalaron un piquete de bloqueo en la carretera de ingreso al municipio. Sobre la vía descargaron promontorios de tierra y colocaron llantas, palos, ramas y piedras para impedir el paso de los motorizados.

El presidente del Comité Cívico de Roboré, Martín Carrillo, explicó que iniciaron la medida todas las autoridades municipales, cívicas y de los controles sociales, en apoyo a las determinaciones del Comité pro Santa Cruz. A la medida también se sumó el alcalde Iván Quezada.

Carrillo agregó que, inicialmente, se instalaron tres puntos de bloqueo: dos sobre la carretera y otro en la vía férrea.

Pocas horas después, en San Ignacio de Velasco también se instaló un punto de bloqueo en la carretera Bioceánica. La determinación se asumió luego de una reunión sostenida entre autoridades municipales, representantes de instituciones y líderes cívicos.

La movilización se inició cuando una multitud de pobladores se concentró en las afueras del Comando de la Policía Boliviana de Frontera en San Ignacio, mientras los cívicos y otras autoridades locales dialogaban con el jefe policial para persuadirlos de que no intenten reprimir a los manifestantes.

Al salir de la reunión, el presidente del Comité cívico, Cristian Méndez, informó de que el comandante se comprometió a patrullar las calles para evitar confrontaciones y dar seguridad a la población.

Méndez indicó que la movilización será indefinida y que se definió iniciar la medida por la tarde, para que la población pueda abastecerse de productos. Agregó que poco a poco se cerrarán los mercados e instituciones públicas y privadas debido a la protesta.

Hasta el cierre de esta edición en el municipio de Puerto Quijarro se mantenía una reunión permanente para coordinar el inicio del bloqueo desde las cero horas de hoy.

En San Javier también hubo reunión de la dirigencia cívica, autoridades locales y pobladores para definir la forma de llevar adelante la medida y acordar los puntos del bloqueo. En San Matías, la dirigencia cívica indicó que hoy se va a pronunciar.

En otros municipios donde las autoridades comunales son afines al MAS, como Yapacaní, Cuatro Cañadas y San Julián, indicaron que no acatarán el paro.