Escucha esta nota aquí

Comunidad Ciudadana denun­ció ayer que el MAS hizo fraude a través de cinco variables que, supuestamente, lo ayudaron a obtener 109.237 votos a su favor.

El candidato electo a diputado por La Paz, Carlos Alarcón, señaló que si se compara esa cifra, con los no más de 30.000 votos que lleva­ron al oficialismo a superar la ba­rrera del 10% de diferencia con la que el MAS evitó la segunda vuel­ta, “se puede notar el peso que tu­vo en el resultado de la elección”.

El ministro de Comunicación, Manuel Canelas, calificó como preocupante “la falta de seriedad” de Alarcón porque, según él, pre­sentó una denuncia sin consis­tencia. “Estamos en una situación compleja, en buena medida pro­vocada por el desconocimiento de los resultados y la acusación de fraude, la instigación a actos violentos, como la quema de los tribunales electorales por parte de Comunidad Ciudadana”.

Por su lado, el presidente Evo Morales conminó a que presenten pruebas. En Washington, el canci­ller Diego Pary manifestó que “en Bolivia no existe la posibilidad de fraude o de manipulación de datos, ya que cada uno de los delegados de los partidos políticos cuenta con una copia del acta de cada mesa”.

Además, complementó que son más de 33.000 mesas y cada partido puede tener hasta dos delegados y cada uno de estos delegados se lleva una copia del acta. Como el presidente, aseve­ró que “hasta la fecha ninguno de los candidatos (de oposición) ha presentado pruebas fehacientes de un supuesto fraude” y solo ge­neraron hechos de violencia.

En La Paz, Alarcón expuso cin­co variables del supuesto fraude. Explicó que existen mesas de sufragio en las que el MAS tiene mayor votación respecto a las ac­tas y también hay puntos donde la alianza opositora bajó la votación. “El presidente Evo Morales pidió que se demuestren las pruebas (del supuesto fraude).

Y respondiendo ¿Cuál es el meca­nismo del fraude electoral que he­mos logrado identificar? Según el rastrillaje que hicimos a las actas, se aumentaron votos a favor del MAS en desmedro de Comunidad Ciudadana existiendo cinco varia­bles para ello”, destacó Alarcón.

 En la variable uno, explicó que hubo actas en las que se disminu­yó votos a CC. Puso como ejemplo la mesa 24.244, donde se dismi­nuyó de 44 votos a 39 a la alianza opositora.

En la segunda varia­ble, detalló que se mantuvieron sufragios de CC y se aumentaron los votos del MAS.

En este caso expuso la mesa 31.491, en la que el partido oficialista ascendió 100 sufragios respecto al acta original. En la variable tres, Alarcón seña­ló que la tendencia fue aumentar en menor medida los votos a CC y en mayor caudal al MAS. Puso como ejemplo la mesa 40.363, en la que CC subió diez sufragios y el partido oficialista 144.

Como cuar­ta variable mostró actas que regis­tran cantidad de votos mayores a la cantidad de electores. En este caso mostró 64 que debían ser anuladas. Alarcón expuso actas con suma­toria incorrecta de resultados.

Son 770 actas que deberían ser anula­das y que hacen un total de 93.222 votos. Destacó que existen 109.277 votos cuestionados, número que cerraría la opción del triunfo de Morales en primera vuelta.