Escucha esta nota aquí

Selva Camacho fue enviada a la cárcel de Palmasola acusada por una serie de delitos que tienen que ver con la presunta red de corrupción que operaba desde la Unidad de Comunicación de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB).

A las 13:00 de este jueves fue trasladada desde el aeropuerto internacional de El Alto, en La Paz, rumbo a Santa Cruz, donde se encuentra el citado penal. Antes de abordar la nave habló con la prensa para reiterar sus acusaciones contra el presidente de YPFB, Carlos Villegas.

"Pero como él habla del clan Camacho aquí está, es el verdadero clan, el clan del licenciado Carlos Villegas Quiroga, como ustedes van a ver el clan lo conforma él, Carlos Villegas, lo conforma su mujer I.V., también su sobrina", dijo Camacho.

La funcionaria, acusada de corrupción por el mismo presidente de YPFB, agregó que "la esposa y prima hermana -de Carlos Villegas- I.V., trabaja en el Ministerio de Culturas" y, según su versión, maneja los contratos de comunicación de Yacimientos.

También mencionó Camacho a N.V., presidenta de la Administradora Boliviana de Carreteras, sobrina del presidente de YPFB; y D.V., también sobrina de Carlos. Esta última, continuó, se benefició, supuestamente, de un contrato de 300 mil dólares y es la encargada del mantenimiento de los vehículos de Yacimientos en Santa Cruz.

Al ser consultado por los periodistas, el vicepresidente Álvaro García Linera indicó que, si Camacho tiene pruebas de su denuncia, "que las presente" y se investigarán.

Gráfico del presunto "clan Villegas"

Poco después de ser trasladada a Santa Cruz, Selva Camacho colgó en su cuenta de Facebook una fotografía de un gráfico elaborado a mano en el que señala la conformación del presunto "clan".

A las 18:00 ingresó a la sección de mujeres del penal de Palmasola acompañada de una fuerte custodia policial.,

Foto difundida en el Facebook de Selva Camacho
,


A su vez, la funcionaria manifestó que no se va a tranquila a Santa Cruz porque su hijo Alejandro Bell se queda encarcelado en el penal de San Pedro por disposiciones judiciales. La exfuncionaria fue enviada a Palmasola para que esté al lado de su bebé de cinco meses de edad.