Escucha esta nota aquí

Una multitud le dio el último adiós a Jonathan Quispe Vila este sábado en el cementerio del barrio Villa Ingenio de El Alto. El estudiante de la Universidad Autónoma de El Alto (UPEA) falleció el jueves en medio de una intervención policial a una manifestación por más presupuesto para la casa superior de estudios.

Familiares y amigos de Jonathan pidieron a gritos justicia y rechazaron la versión del Gobierno en sentido de que la muerte se produjo por el impacto de una canica disparada con un petardo por otro universitario. El ministro de Gobierno, Carlos Romero, presentó el jueves, casi 11 horas después de la muerte, los resultados de la autopsia que señalaban como causa de la muerte un desangramiento a consecuencia de una canica.

Te puede interesar:

La movilización en la que murió Quispe Vila exigía más presupuesto para la UPEA y el ministro de Economía, Mario Guillen, planteó un diálogo para el lunes con las autoridades del centro de estudios.

Rechazan autopsia oficial

La UPEA rechaza la versión del Gobierno sobre la muerte de Quispe y mandó a realizar su propia investigación sobre las causas del fallecimiento. El rector Ricardo Nogales, en contacto con Erbol, dijo que un equipo de peritos compuesto por docentes, médicos, abogados, expertos en balística, ya tiene un informe que será presentado el lunes en una conferencia de prensa.

También puedes leer:

Los universitarios del país están dolidos por la muerte de su compañero de estudios y aseguran que se movilizarán la próxima semana. "Dudamos de la versión del Gobierno sobre la causa de la muerte de nuestro compañero y exigimos un peritaje serio", aseguró Yerko Núñez, representante del Centro de Estudiantes de la Derecho (CED).

El XIII Congreso Nacional de Universidades declaró 30 días de duelo y convocó a marchas por la muerte del universitario alteño tras quedar en cuarto intermedio cuando se desarrollaba el jueves en Potosí.

Mira esta otra noticia:

 

Comentarios