Bolivia

EXTRA

Si tu hijo dice una de estas frases está bien educado

Un experto en pedagogía reflexiona sobre las decisiones que asumen los padres de familia y la respuesta que reciben de sus pequeños

El Deber 26/12/2017 06:49

Escucha esta nota aquí

La tarea de ser padre es una labor diaria que no puede aprenderse en los libros. La comprensión y el amor deben estar sumadas a decisiones difíciles como negar algunas cosas a nuestros hijos.

Según señala Victor Arufe, profesor de la facultad de Educación de la Universidad de La Coruña de España, en un artículo publicado en ABC de España, es precisamente esta capacidad de decir no y saber cuando una de las cualidades más importantes que debe tener un padre. 

El problema es que muchas veces los padres ceden, generalmente porque las ocupaciones, en el trabajo o en el hogar agotan la paciencia con los hijos.

Arufe señala una serie de frases que asegura que demuestran que la educación que estás impartiendo es la correcta

1. Todos mis amigos tienen más y mejores consolas de videojuegos que yo

Si unos padres escuchan esto a menudo es porque se preocupan de que su hijo no está en este mundo solo para jugar a decenas de videojuegos y tener diferentes consolas. "Si le acostumbran a tener todas las que salen nuevas, los padres serán grandes clientes de estas marcas de videojuegos, pero no serán buenos educadores", señala el educador.

2. Los padres de mis amigos les dejan todo en televisión

Reflexiona con tu hijo en que le puede aportar ver algún programa de televisión que tu consideras no aporta en su formación. Esto vale también para los contenidos que ve en internet.

3. Quiero un perro y nunca me lo quieres comprar

El pedagogo señala que cuando exista este reclamo se debe explicar la responsabilidad que recae en aquel que se hace dueño de una mascota: bañarlo, darle de comer, limpiar sus necesidades, sacarlo a pasear.

4. No entiendo por qué tengo que hacer tanto deporte

Esta frase es un buen síntoma, señala el profesor, porque "hay muchos niños comodones que no les gusta esforzarse. El deporte es un gran medio para trabajar los valores de esfuerzo, resiliencia, sacrificio, constancia. Valores que serán necesarios en el mundo adulto. Dejarse llevar por lo que quiere un niño sedentario es crear las bases de una persona condenada al sedentarismo. Desde pequeño"

5. Mis amigos van a un restaurante de comida rápida una o varias veces a la semana y nosotros casi nunca

Cuidar la alimentación de los hijos es fundamental, como en el anterior caso del sedentarismo, la educación es fundamental para que se diferencia como cuidar la salud y lo que comemos. "Estoy seguro de que cuando vaya a una hamburguesería u otro restaurante de comida rápida lo va a disfrutar mucho más que el niño que va tres veces por semana. Estas son las cosas que os agradecerán cuando sean adultos", dice. 

6. Todos mis amigos tienen celular menos yo

También puede decirte que todos los amigos tienen mejores teléfonos que él. Si finalmente decides comprarle el dispositivo "tendrás que enseñarle a usarlo, gestionarlo, hacerle ver el gasto que conlleva para ti, decirle que lo cuide, que lo use a unas determinadas horas del día, que no envíe ni comparta cosas que puedan estar relacionadas con valores negativos, bullying, etc. En definitiva, que tendrás que emplearte a fondo para que no sea un niño o adolescente cuyos papás le han cedido al móvil la función de su tutoría y acompañamiento en la vida. Si no tiene móvil, invítale que te diga cinco razones importantes para que se lo compres. Me temo que no llegará a las cinco", dice. 

7. Todos mis amigos tienen Facebook

El profesor advierte con firmeza: "Es increíble cómo muchos padres consienten que sus hijos menores de edad estén enganchados a diferentes redes sociales solo con el objetivo de compartir fotos de su cuerpo o estética corporal, llenas de filtros y desvirtuando la realidad. ¡El mundo no necesita cuerpos bonitos, necesita mentes sabias!".