Escucha esta nota aquí

El supertanker alzó vuelo desde el aeropuerto Viru Viru a las 14:58 rumbo a Taperas, una de las zonas más afectadas por los incendios forestales, que desde hace tres semanas azotan a la Chiquitania cruceña.

Esta nave, considerada como el avión bombero más grande del mundo, fue cargado con 75.000 litros de agua que serán descargadas sobre el fuego que afecta las zonas cercanas a esta población. También se prevé que hará su trabajo en Ipias y Pezoe.

El gabinete de emergencia se reunió con la tripulación y se diseñó un plan de vuelo para atacar los puntos de calor más críticos.

Inicialmente será una operación de dos horas y media, según informó el vicepresidente Álvaro García Linera, que reveló que por hoy se trabajará hasta las 17:30 como tiempo máximo, esto debido a una petición de la empresa que maneja la aeronave. Cabe recordar que la tripulación llegó al país cerca de las 2:00 de este viernes.

Se tiene previsto que después de su primer vuelo, el avión retorne a la capital cruceña en donde se lo volverá a llenar a su capacidad máxima para mañana (sábado) volver a salir muy temprano, aunque no se ha especificado sus nuevos objetivos.

Más sobre el tema:

Comentarios