Escucha esta nota aquí

Ocho millares de personas se reunirán hoy, a las 7:00, en la sede del Sindicato del Transporte Urbano de Santa Cruz ubicado en el tercer anillo, para luego ser trasladadas hasta una oficina del Gobierno Autónomo Municipal cuyo nombre no desvelaron, con el objetivo de presionar al Ejecutivo cruceño para que anule los reglamentos 022/2019 (de Movilidad Urbana) y 023/2019 (de Concesiones Administrativas Municipales para la implementación del BRT), anunció Mario Guerrero, dirigente de los transportistas.

“Es una manifestación de nuestras bases, somos cuatro sindicatos, Andrés Ibáñez, 21 de mayo, 24 de Septiembre y Santa Cruz, que no vamos a parar las manifestaciones en las calles hasta que nos escuchen, es mucho atropello y abuso el de estos decretos. Si es necesario haremos una representación jurídica”, adelantó Guerrero, a tiempo de aclarar que, a diferencia de la anterior protesta, esta vez no perjudicarán a los usuarios del servicio de micros. “Aceptamos las críticas”, dijo por la caravana de dos días en el segundo anillo.

Guerrero asegura que los transportistas no se oponen a un reordenamiento y modernización del sistema, pero exigen que esté a cargo de especialistas.

Una de las preocupaciones tiene que ver con la modificación estructural que se haría al sector, entre ellos los derechos pre constituidos en la concesión de las rutas de transporte masivo, así como la condición de sindicatos y cooperativas y la configuración tarifaria, que les exige el reembolso de inversiones para el BRT, mantenimiento de paradas, etc.

“El famoso proyecto de movilidad urbana fue tirado de los pelos, tenían el apuro de aprobar esa norma para implementar en el primer anillo. El apuro era por el tiempo electoral. El conflicto se origina porque los transportistas y la Alcaldía se reúnen y se dicen medias verdades”, sostuvo el concejal Johnny Fernández, y dice que sigue a la espera de una copia de los reglamentos cuestionados que solicitó hace 18 días.

Sector salud

Hace más de una semana que los médicos de todo el país entraron en paro nacional y atienden solo en emergencias. Demandan mejores condiciones para la implementación del Sistema Único de Salud (SUS), entre ellas los 8.000 ítems prometidos hace ocho meses, cuando se lanzó el SUS, y de los que por el momento se han entregado 2.900, que esos ítems no sean contratos temporales para que reconozcan los méritos de los profesionales de la salud y les den estabilidad laboral, entre otras cosas.

El presidente del Colegio Médico de Bolivia, Erwin Viruez, dijo que mañana habrá reunión del Conasa para determinar las próximas medidas, ya que el Ministerio de Salud no ha dado señales de acercamiento. “La ministra está haciendo una campaña electoral tremenda a vista y paciencia de todo el pueblo boliviano, regalando migajas al sistema de salud. Los casi 3.000 ítems entregados hasta el momento han ido a trabajadores antiguos pagados con fondos propios, solo mil de ellos pagan a profesionales, de esos mil ni el 20% son médicos. Le pedimos institucionalizar esos mil; dice que en enero, pero pasan las elecciones y no conseguiremos nada”, lamentó.

Comentarios