Escucha esta nota aquí

Luego de que Óscar Martínez Muñoz, padrastro de María Renée Liévana, actriz y candidata a senadora de Santa Cruz por el MAS, pidiera a Evo Morales cambiar su candidatura, ella publicó en sus redes sociales que lamenta mucho que un familiar declare cosas que "no son ciertas en su cabalidad".

En el breve mensaje también reconoce que existe un "viejo conflicto familiar" en el que ella ha puesto su mejor empeño para solucionar. En palabras de Martínez, se sabe que es un lío por una herencia que dejó en vida a sus hijos.

"Lamento mucho y me duelen las declaraciones de un familiar, que no son ciertas en su cabalidad y se entienden en el marco de un viejo conflicto familiar, al que puse mi mejor empeño para solucionarlo en su momento. Le expreso a toda mi familia que los quiero y valoro", escribió Liévana en sus redes sociales.

Martínez Muñoz le pidió al presidente Evo Morales a través de una conferencia de prensa el pasado jueves, que no incluyera a su hija en la lista de aspirantes a la Asamblea Legislativa Plurincional pues ella "no merece ser candidata".

En su momento, la ahora candidata planteó iniciar una denuncia ante el Ministerio Público por agresiones en contra de su hermano menor y la esposa de éste.

"Creo que él (Evo Morales) cometió un grave error al nombrarle como primera senadora, porque sus cualidades y antecedentes como persona (no merece) (...) Quisiera que el Presidente se ponga en mis zapatos y diga 'por qué tanto hostigamiento y tanta persecución a su padre'", dijo.

En los últimos días, luego de conocerse la candidatura de Liévana, nuevamente saltó en las redes sociales un video de agosto de 2017 en el que se puede ver agresiones de una y otra parte en un tema familiar pero adquirió notoriedad pública.

Este medio intentó comunicarse en reiteradas ocasiones con la candidata a senadora para ampliar su declaración pero no atendió al llamado.

 

Comentarios