Escucha esta nota aquí

Sin pretenderlo, tres sectores unieron sus demandas y cercaron al Gobierno con distintas demandas. Hoy la marcha de fabriles que llegará al centro será “reforzada” por otros dos frentes: los gremiales, que buscan modificar el actual régimen tributario; y las personas con discapacidad, que están movilizados desde el 21 de marzo, cuando iniciaron una marcha desde Cochabamba.

Para hoy se tiene previsto el ingreso de los marchistas fabriles al centro de la ciudad, cerca del mediodía. A esta movilización se sumarán los sectores más numerosos, como los mineros, que ya fueron convocados en todo el país y la Federación minera dijo que habrá movilización en sus regionales.

A los fabriles se sumarán los gremiales, quienes el viernes rechazaron las modificaciones al Código Tributario y su dirigente, Darío Ibáñez, dijo que la instrucción es movilizar a sus bases en todo el país y acompañar la protesta de la Central Obrera Boliviana (COB).

“Por fin estamos viendo un dirigente de la COB que no se baja los pantalones frente al Gobierno. Y mientras siga así, tendrá el apoyo de otros sectores; los gremiales somos los más numerosos, tenemos dos millones de afiliados en todo el país, aproximadamente, y todos vamos a estar marchando”, dijo Ibáñez, que añadió que ellos buscaron el consenso con el Ejecutivo, pero sus planteamientos fueron rechazados por el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce.

Por su parte, el jefe del partido opositor Unidad Nacional (UN), Samuel Doria Medina, responsabilizó al Gobierno nacional por el paro de la COB, debido al “fracaso en la administración” de Enatex.

Enjaulados
Las personas con discapacidad, que empezaron su movilización en marzo, desde la ciudad de Cochabamba, también saludaron la marcha fabril; este fue el único sector que logró ‘enjaular’ al Gobierno desde su llegada porque la plaza Murillo está cerrada a la circulación.

El dirigente Carlos Quispe dijo que una reunión del comité ejecutivo decidió sumarse a la protesta. De hecho, los discapacitados participan de todas las movilizaciones que se producen en La Paz y organizan bloqueos diarios; incluso intentaron llegar hasta la residencia presidencial para protestar en las puertas, ahora que Evo Morales no se desplaza libremente