Escucha esta nota aquí

La falta de llaves de alta tecnología y un precinto puesto por investigadores de otro caso que involucra a Gabriela Zapata evitaron ayer que se realice una requisa en la casa de la imputada por enriquecimiento ilícito, que está ubicada en la zona de La Rinconada, al sur de La Paz.  “De acuerdo con el avance del caso se declaró un cuarto intermedio hasta mañana, porque la casa estaba precintada por la otra comisión que indaga el caso de trata de personas”, dijo el fiscal de distrito, Edwin Blanco.

Sin embargo, recalcó que “por las recargadas labores de los jueces, el oficio fue remitido a la Fiscalía el 3 de mayo a las 11:45; fue difícil conseguir un elemento fundamental para abrir la casa, porque esta no funciona con las llaves comunes, sino con tarjeta magnética y llave eléctrica”, explicó.

El fiscal de distrito criticó el hecho que se presione al Ministerio Público de esa forma “abusiva, tomando en cuenta que los fiscales trabajan hasta la medianoche, y al mediodía tienen derecho a ir a almorzar, cuando el acto fue planteado por la otra parte”.
Zapata, a través de su abogado, envió al menos cinco preguntas al ministro de Minería, César Navarro, para que la autoridad responda por escrito en el marco del juicio que enfrenta. El juez sugirió a las otras partes hacerlo también. 

Comentarios