Escucha esta nota aquí

Los especialistas médicos desplegados en Caranavi, municipio de los Yungas, tendrán la misión de capturar roedores para confirmar o descartar la presencia de algún microorganismo de la familia del arenavirus, según anunció hoy la ministra de Salud, Gabriela Montaño.

"Corresponde que se haga captura de roedores, verificar si se encuentran el tipo de roedores del que hablamos, ver si tienen presencia del virus", explicó en conferencia de prensa, a tiempo de adelantar que una segunda comitiva de doctores se trasladará al sector.

Reveló además que uno de los pacientes que padecía el mal fue dado de alta. Se trata de un familiar del paciente cero, quién falleció al igual que la internista que lo atendió. La muestra de la médica y de la persona que mejoró fueron las que se enviaron al centro para el control y prevención de enfermedades de Atlanta, en Estados Unidos (EEUU), dando positivas para arenavirus.

Montaño además informó que el Gobierno gestionó el antiviral utilizado para estos casos, Rivabirina. "El Ministerio hizo las gestiones para tener a disposición, para el resto de casos sospechosos o si hubiera una necesidad más adelante", sostuvo.

Mientras que el infectólogo clínico que llegó de Brasil, Clever Loz, descartó, por ahora, que la enfermedad pueda ser transmitida por contacto aéreo, enfatizando que los casos que actualmente existen son por exposición a fluidos, principalmente la sangre.

La ministra fue tajante al descartar que se pueda hablar de una expansión del mal. "No podemos definir esto como epidemia y menos como pandemia, son definiciones técnicas, no se puede hablar de una definición de este tipo", aseguró.

Conoce más sobre el tema:

Comentarios