Escucha esta nota aquí

Pese a que la Asamblea de la Pa­ceñidad definió que La Paz se sumaría al paro y bloqueo inde­finido contra los resultados del Tribunal Supremo Electoral (TSE) y el rechazo al Gobierno, cientos de vecinos decidieron anticipar la convocatoria e iniciaron el “blo­queo de las mil esquinas”, con marchas y protestas en las calles.

El bloqueo empezó en la zona sur a las 6:00 de ayer. Poco a poco, los barrios se paralizaban con la movilización de vecinos; se pre­veía que el resto de la ciudad iba a permanecer tranquila. Pero antes del mediodía ya estaban cerradas completamente las calles del cen­tro, El Prado y otros barrios aleda­ños como Sopocachi, Miraflores, San Jorge y San Pedro.

Vecinos portando banderas bo­livianas, recipientes de basura, so­gas y hasta lavadoras en medio de las calles, sirvieron para paralizar el tráfico y en horas de la tarde, era imposible circular.

Hubo intentos de enfrenta­mientos entre vecinos donde tuvo que intervenir la Policía con gases, que no pasó a mayores. Las calles permanecieron cerradas y solo los teleféricos funcionaron.

 Las convocatorias en redes so­ciales, señalaban el cierre de este sistema de transporte en La Paz, pero ahí estuvieron los uniforma­dos que custodiaron las puertas de acceso en las estaciones

.De parte de la Alcaldía y ante la imposibilidad de moviliza­ción, se guardó a los vehículos de transporte público municipal “Pu­makatari” que circulaban por va­rias zonas de la Sede de Gobierno.

En horas de la tarde, cientos de personas marcharon por las principales calles de la ciudad, encabezados por el magisterio urbano y trabajadores de las ca­jas de salud.

Desde el lunes

“Ayer se instruyó que íbamos a salir desde el lunes a un bloqueo contundente y de las mil esquinas. Pero como la gente está caliente, ya están bloqueando desde este viernes. 

Son vecinos de a pie que han salido a bloquear. Es la socie­dad en su conjunto que está sa­liendo en repudio de todo lo que ha pasado. Pero desde el lunes se va a masificar todo. Nos estamos organizando para eso”, manifestó el presidente de la Federación de Juntas Vecinales (Fejuve) de La Paz, Luis Castillo.

Declaró también que ayer, se ha estado organizando toda la estra­tegia de bloqueo, para ejecutarla desde este lunes.

El jueves, el alcalde de La Paz, Luis Revilla, había declarado que la determinación de la Asamblea, era declarar movilización perma­nente “frente a este pretendido desconocimiento de los resulta­dos que nos lleva a una segunda vuelta, del que todos hemos sido testigos el día domingo”.

“Se ha declarado un paro cívico movilizado a partir de las cero ho­ras del lunes en nuestra ciudad. Se ha recomendado que sean pacíficas las marchas y protestas y que no se acepte la provoca­ción de sectores interesados en producir el desorden y hacernos responsables de algo que no va­mos a hacer. Nuestra organiza­ción no va a hacer apología del delito”, dijo Wálter Sempértegui, presidente del Control Social de La Paz y miembro de la Asamblea de la Paceñidad.

Gasificación

Durante toda la semana, los paceños, convocados por sus organizaciones, salieron a las calles, protestando por las úl­timas elecciones.

Las gasificaciones fueron dia­rias y se contaron varios heridos, entre manifestantes y policías.Las mayores concentraciones de las protestas fueron en puer­tas del Real Plaza Hotel, donde se reunieron los vocales del TSE en Sala Plena para contar pública­mente los votos del exterior y lue­go, en la plaza Abaroa, donde se encuentra el edificio principal del TSE.

 También se dieron refriegas en la plaza del Monoblock de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), donde la policía gasificó al estudiantado que pretendió to­mar las oficinas del Tribunal De­partamental de La Paz.