Escucha esta nota aquí

Al menos 50 viajeros se en­cuentran en tránsito en las afueras de la terminal Bimo­dal.

Estás personas, que hasta el sábado se encontraban en el interior del lugar, piden que les permitan volver a ingresar y ayuda a la población, dado que, a muchas de ellas, se le agota­ron los recursos económicos. 

“Es lamentable que nos hayan sacado de la terminal, pienso que deberían dejar que nos quedamos dentro, porque afuera no tenemos ni un lu­gar para sentarnos. 

Solo nos dijeron que desocupemos”, expresó Ronald Arias, quien tenía que trasladarse, el pasado martes, a la frontera con Brasil.

Arias, que está de acuerdo con el paro indefinido, solo pide que lo dejen ingresar a la terminal Bimodal para no estar a la intemperie.

Así como hay algunas perso­nas que solo piden acceder al interior del lugar, otras piden un cuarto intermedio para po­der regresar a sus hogares. Ese es el caso de Jhon Pinto, quien desde llegó desde Argentina para visitar a su cuñado.

“Tenía que retornar a Argen­tina para votar hoy (domingo). 

Ya agoté mis recursos, tuve que vender mi reloj y mi teléfono ce­lular para comer. Solo espero una pronta solución, aunque sea un cuarto intermedio, para regresar a destino”, dijo Pinto.

En esa misma línea, otra viajera, que prefirió no identificarse, pidió un cuarto intermedio para volver su tierra natal: Tarija. 

“A mi her­mano le vendieron pasaje para el miércoles (23 de octubre), pero no le avisaron del paro.

Me dejó en un alojamiento con Bs 30. Vine por un tema de salud hace un mes y ya quiero volver, tengo una niña que me está esperando”, expresó.

Otras personas piden que la población se solidarice y los co­labore con alimentos y agua, pues ya no cuentan con dinero.

 Vía crucis

Llegar desde la ciudad hasta el aeropuerto Viru Viru o, desde esa terminal a la urbe, se les ha puesto difícil a los viajeros. 

Los ciudadanos en los distintos pun­tos de bloqueo en la avenida G 77, no permiten el tránsito de los ve­hículos y en algunos de esos sitios se debe pagar un peaje de entre Bs 10 y 30. Todo depende de quiénes se encuentren controlando.

Rosa Ángela, pasajera que llegó desde Brasil, relató que es una si­tuación incómoda y que encarece el precio del transporte hasta su casa. 

En días normales, ella paga Bs 80 desde Viru Viru, pero ayer solo hasta uno de los puntos de bloqueo el pasaje le costó Bs 70.