Escucha esta nota aquí

El vicepresidente del Estado, Álvaro García Linera, admitió que se cometieron "errores" en la elección de magistrados en el país y llamó a la justicia "un agujero negro" donde el dinero es como la gasolina para que funcione toda la maquinaria. 

Así se expresó hoy el vicepresidente en el discurso de inauguración de la Cumbre Nacional de Justicia, en Sucre, al acusar a los malos abogados, fiscales y jueces de pedir dinero a los litigantes para dilatar de forma interesada los juicios, dejando sin plata a la gente. "La justicia es como un agujero negro donde el tiempo se dilata. Para la gente es una tortura. El dinero es la gasolina para que funcione la maquinaria judicial, es como la vampiresa que chupa la sangre del litigante y nos quita la voluntad. Como hace 20 años, la justicia es injusta (...) prevalece la presión y el matonaje", dijo García Linera.

"La principal fuente de corrupción judicial es el uso y abuso del tiempo del juicio. Cuanto más dure el juicio, más plata para los malos abogados, fiscales y jueces", insistió, mientras que una de las participantes en la Cumbre judicial gritó: "La Policía también", a lo que García Linera dijo que "sí". 

El vicepresidente también reconoció que se cometieron "errores" en el sistema judicial. "La anterior Asamblea Legislativa hizo la preselección de jueces y se cometieron errores, el principal fue haber dejado de lado la meritocracia y lo admitimos públicamente porque vamos a mejorar, estamos aprendiendo de nuestros errores, no hemos pedido una auditoría a ningún país extranjero, aprendemos de nuestros errores, nos tropezamos y nos levantamos", argumentó.

Según García Linera, el presidente Evo Morales en ningún momento se involucró en este proceso de elección de candidatos a magistrados, en 2010, y una muestra de que la justicia es independiente del Ejecutivo es el juicio por separatismo que ya lleva 8 años sin sentencia.

"Si la justicia dependiese del Ejecutivo los hubiésemos obligado a trabajar desde las 5 de la mañana, en seis meses hubiéramos resuelto el juicio de separatismo, pero vamos 8 años y no acaba esto. Nosotros hubiéramos acabado con toditos con 30 años en la cárcel", sentenció.

También se refirió a los consorcios de "mafiosos de la justicia" que negocian el resultado de un juicio y apeló a los medios de comunicación de quienes dijo que en tres meses se encargaron de "matar la verdad" en el caso Zapata, haciendo alusión a la última declaración de Gabriela Zapata, la exnovia del presidente Evo Morales, que ahora dice que el supuesto hijo de ambos no existe.

"Hoy se comprueba que el presidente Evo Morales había dicho la verdad. El Ejecutivo no necesita de una justicia torcida", expresó ante los asistentes.

El vicepresidente lanzó varias propuestas para mejorar la justicia, entre las que se destaca la elección de las mejores autoridades judiciales por meritocracia y una justicia gratuita.