Escucha esta nota aquí

Una campaña ciudadana quiere transformar el miedo en valor y convoca a los bolivianos para expresarse en las urnas como forma de avanzar socialmente. Claudia Cárdenas, una de las impulsoras, considera que el temor por el Covid-19 puede frenar la cita con las urnas.

“3 de cada 10 bolivianos expresó que no acudirá a votar por miedo a contagiarse de Covid-19”, explica Cárdenas al referirse a un estudio realizado junto a la Fundación Konrad Adenauer. Supone casi 2 millones de bolivianos que no ejercerá su derecho lo que puede “afectar la calidad de los resultados y la representatividad del próximo gobierno, en un momento especialmente delicado para el país”.

A través de memes y mensajes, se quiere contagiar el valor para que la población acuda a las urnas el 18 de octubre. “Parte de la campaña implica compartir el protocolo que ha elaborado el Tribunal Supremo Electoral para el día de la votación”, señala Cárdenas.

La campaña establece tres lineamientos que se deben cumplir por todos los que deseen sumarse a la iniciativa. En su página votaré.com.bo se puede leer que los artes pueden ser compartidos con libertad siempre que no se direccione el voto para ninguna alternativa política.

“Sin tintes políticos, sin pesimismos y sin racismo” sintetiza Cárdenas al tiempo que invita a un proceso sin exclusión y con inclusión.

La iniciativa tiene sus raíces en los sucesos de noviembre de 2019. La tensión que se vivía en las calles derivó en la quema de estaciones policiales y domicilios. Desde la plataforma ciudadana Plan Fénix se incentivaron acciones que “reconstruyan el tejido social”.

De esta forma, lograron recaudar Bs. 500.000 que se destinaron para la reconstrucción de las casas quemadas de Casimira Lema, Waldo Albarracín, así como a la refacción del EPI de Senkata o la FELCC de EL Alto.