Escucha esta nota aquí

La llegada de Xiomi Lema a Bolivia pasó desapercibida. La joven que supuestamente fue raptada en La Paz el 5 de mayo y cinco días después apareció en Perú, arribó ayer al aeropuerto de El Alto a la 1:15 en un vuelo comercial, y a las 14:30 acudió a la División de Trata de Personas de la Fiscalía de la sede de Gobierno, donde declaró y fue sometida a la Cámara Gessell. 

 La estudiante de Derecho, de 21 años, estuvo en todo momento protegida por la Policía y no se permitió el acceso a la prensa. Según la teniente Gaby Coca, jefa de la División Trata de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), esto forma parte de un procedimiento para proteger a las víctimas.

Sobre el caso habló Paola Barriga, abogada de Xiomi, quien afirmó que su defendida suministró datos reveladores a la fiscal que investiga el caso, Karyna Cuba; sin embargo, el testimonio será sometido a una pericia en el Instituto de Investigación Forenses (IDIF) para constatar su veracidad.
La abogada informó de que la joven declaró que durante su secuestro conversaba con ciudadanos de origen argentino y colombiano que la amenazaban con matarla a ella y a su familia.

El caso
En criterio de la abogada, existe un caso de secuestro porque Xiomi Lema fue llevada a otro país bajo amenazas de armas de fuego. Además, señaló que la joven fue obligada a cambiarse de ropa en un baño público y siempre, bajo amedrentamiento.
 Cuando apareció en Lima, el 10 de mayo, Xiomi reveló que fue raptada en La Paz y llevada en un camión hasta Perú, ella presumía que a Piura. 

Comentarios