Escucha esta nota aquí

Corresponsales/ Agencias

Después de la violencia registrada el martes en Cochabamba, misma que derivó nueve heridos -uno de ellos en terapia intensiva por pre­sentar seis fracturas luego de una brutal golpiza-, la ciudad no logró pacificarse por la zozobra que cau­saron los mineros concentrados en Vinto y que amenazaban con mar­char hacia la ciudad de Cochabam­ba.

Provocaron miedo en la pobla­ción usando cachorros de dinamita diciendo que iban a desbloquear el camino desde Quillacollo.

Gran despliegue policial se dirigió hasta ese municipio para evitar cualquier tipo de violencia entre los mineros y las platafor­mas de vecinos que estaban blo­queado la carretera que une ese departamento con el occidente.

Las aguas se calmaron cuando la Federación Departamental de Cooperativas de Mineros de Co­chabamba (Fidecomin) decidió hacer una tregua para dejar que se haga en paz la auditoría de la OEA a las elecciones generales. 

Así fue como los mineros se quedaron en Vinto haciendo vigilia. Por otro lado, la madrugada de ayer la Policía capturó a 16 perso­nas del grupo conocido como los ‘motoqueros, que protagonizaron las movilizaciones que rechazan el presunto fraude electoral.

Se trata de ciudadanos que, a bordo de motocicletas, se movili­zaron frente a las marchas afines del MAS que ingresaron a la urbe y se les atribuye hechos de vanda­lismo, además de haber encontra­do en su poder 49 bombas molo­tov.

El abogado de estos, Ludwing Ledezma, informó de que los cap­turados pasaron a estar en calidad de aprehendidas por decisión del Ministerio Público.

Ledezma dijo que sus defendi­dos son “héroes de la democra­cia” y criticó que las autoridades hayan decidido aprehenderlos, cuando, por el contrario, dejaron en libertad a personas responsa­bles del incendio de una zona fo­restal durante una movilización oficialista. 

El abogado calificó de “infeliz” al comandante departa­mental de la Policía, Raúl Grandy, por su forma de actuar.

En Tarija

El comité de movilizaciones del movimiento cívico de Tarija man­tiene el paro indefinido a nivel de­partamental y dejó de lado la po­sibilidad de un cuarto intermedio. César Ramos, presidente del Comité Cívico Juvenil, y miem­bro titular de esa comisión, des­cartó la posibilidad de levantar la medida ante especulaciones de hacerlo por la fiesta de To­dos Santos.

“Cuando tengamos que flexibilizar el paro lo vamos a comunicar en su momento. Por ahora continúa el paro in­definido exigiendo la anulación de las elecciones y se convoque otra con nuevos vocales del Tri­bunal Supremo Electoral que garanticen la imparcialidad en el proceso, afirmó Ramos.

Los bloqueos de carreteras, avenidas, calles y puentes en la ciudad de Tarija se reanudaron en la tarde luego de haber suspendi­do por unas horas en la mañana para permitir el ingreso de la mar­cha de organizaciones sociales afines al Movimiento al Socialis­mo (MAS).

La manifestación fue totalmente pacífica e ingresó a la plaza Luis de Fuentes y Vargas en medio del resguardo de efectivos de la Policía que estaban atentos a cualquier situación.

El secretario ejecutivo de la Federación Departamental de Interculturales, José Yucra, dijo que la marcha de ese sector y de los campesinos fue para hacer sentir su posición de respaldo al presidente Evo Morales.

Mientras tanto en Sucre

La senadora Carmen Eva Gonzá­les presentó una proposición acu­satoria en contra de Evo Morales por los delitos de instigación a de­linquir y asociación delictuosa y pidió al Fiscal General tramitar es­ta acusación. 

Las advertencias del presidente Evo Morales de cercar las ciudades con sus organizacio­nes sociales para evitar el ingreso de alimentos podrían costarle un juicio de responsabilidades.

El abogado Luis Ayllón fue el encargado de presentar la pro­posición acusatoria en la Fisca­lía General. Para la senadora la afirmación de Morales (“...si quieren paro no hay problema, lo vamos a acom­pañar con cercos a las ciudades para hacernos respetar, a ver si aguantan”), constituye una apo­logía del delito y una instigación pública a delinquir por lo que de­be ser sancionado.

Sucre vivió el octavo día de paro cívico indefinido con blo­queo de calles de forma exitosa; los vecinos sacaron sus muebles para cerrar las calles; el transporte público tampoco salió a trabajar.

Por ello Esteban Urquizu anun­ció que gobernará Chuquisaca desde el área rural, puesto que no le permiten hacerlo en Sucre, debido a las protestas. “Vamos a dejar (las instalaciones de la Gobernación) y nos vamos tras­ladar a las provincias porque no nos dejan trabajar”, dijo Urquizu y aseguró que ya tiene invitacio­nes de municipios para gobernar desde sus territorios: San Lucas, Tarabuco, Zudáñez y Padilla.

Movilización en Pando

En Cobija se han dado tímidos intentos de protestas contra los resultados de las elecciones presi­denciales. Hay paros esporádicos desde las cinco de la tarde hasta altas horas de la noche que no du­ran todo el día, pero que se dan en horarios pico.

Estudiantes de la Universidad Amazónica de Pando, la Federa­ción de Mototaxis y civiles han es­tado bloqueando la avenida 9 de Febrero (vía principal de Cobija), la 27 de Mayo y Las Palmas. Cuando la Policía se enteró de que iban a bloquear el puen­te que da a Brasileia (Puente de la Amistad Wilson Pinheiro), lo resguardaron para evitar que se obstruyan los accesos.

Mauricio Cairo del Comité de Defensa de la Democracia dijo que hoy habrá una caravana ma­siva que partirá del aeropuerto Aníbal Arat, misma que va a con­cluir en un cabildo para consultar a la población las medidas que se van a tomar en adelante.

Oruro bloquea ruta a Chile

En la carretera internacional Oruro-Pisiga que va a Chile hay bloqueo de vehículos pesados. Muchos se quedaron varados en la zona. Los camiones portan le­treros escritos a mano que dicen que el transporte pesado pide nuevas elecciones sin fraude y “viva el paro cívico”.

A la altura del puente Español, los pasajeros tienen que tomar otro transporte para continuar con su viaje. “El sector del autotransporte nacional e internacional ha salido a apoyar al pueblo de Oruro.

El lu­nes hubo un cabildo que determi­nó paro con bloqueo de caminos y calles y lo estamos apoyando.

Es un paro indefinido, pero pon­dremos a consideración el feria­do de difuntos, para eso vamos a reunirnos para ver la posibilidad de hacer un cuarto intermedio”, expresó uno de los transportistas bloqueadores.