Escucha esta nota aquí

 Lo primero que hay que decir es que Yesterday tiene una factura técnica impecable acorde al cine de Boyle, cine en el que, además, la música es un factor omnipresente.
El cine de Boyle tiene una impronta visual muy definida, lo cual tiene que ver con sus orígenes vinculados al lenguaje del video clip. Con más altas (Trainspotting, 28 days later o Steve Jobs) que bajas (The Beach, 127 Hours) Boyle ha sabido labrarse una reputación solida en el paladar de cinéfilos alrededor de todo el mundo.
El guion está escrito por Richard Curtis, que tiene en su portafolio como director cintas como Una cuestión de tiempo y Love Actually, y de su pluma salieron los guiones de 4 bodas y un funeral o Nothing Hill. Es decir, el señor es un superdotado de la comedia romántica, Yesterday no es la excepción. Es un guion muy emotivo.
La unión de un buen guion y un mejor director aterriza muy bien esta celebración visual de la música de los Beatles, que sirve de banda de sonido para una comedia romántica de la vieja escuela.
Lejos de los biopics como Bohemian Rapsody o Rocketman, Yesterday hace foco en la música del grupo inglés que cambio la historia de la cultura popular para siempre hace ya más de medio siglo.
Jack Malik (Himesh Patel) es un músico que camina peligrosamente por la cuerda floja del fracaso y la frustración que, un día X, se despierta en un mundo en el que The Beatles, el famoso cuarteto musical de Liverpool, no existió jamás.
Jack cuenta con el aprecio incondicional de Ellie Appleton (Lily James) amiga que oficia de manager para quien Jack es algo más que un músico talentoso. Se agradece que la trama romántica fluya de una forma natural y muy entretenida a lo largo del film que también aporta mensajes sencillos sobre el significado de la felicidad y la importancia de ciertos valores inherentes a la naturaleza humana.
Anecdótica la aparición de Ed Sheeran quien como actor es un genial cantante.
Este uno de los puntos bajos de la cinta no sólo por lo mal actor que Sheeran resulta ser, sino porque su aporte no es significativo para la película.
Yesterday no es pretenciosa, entretiene sacándote más de una sonrisa y transmite experiencias sensoriales muy placenteras al volver a escuchar algunas de las inmortales canciones escritas por John Lennon y Paul McCartney.
Es así que durante hora y media desfilan en la pantalla grande joyas como Yesterday, The Long and Winding Road, A Hard Day´s Night, Let It Be, Something, Hey Jude y otras canciones más. Millón de gracias por ello!

Himesh Patel y Lily James son los protagonistas de la cinta. A ellos se suma el cantante inglés Ed Sheeran (izquierda), que realiza una regular actuación

Comentarios