Escucha esta nota aquí

El director de cine boliviano Kiro Russo obtuvo este sábado el Premio Especial del Jurado de la sección Horizontes de la 78° edición del festival de cine de Venecia, con El gran movimiento, una película experimental sobre la vida en la capital de su país.

"Gracias, gracias. Agradezco a los trabajadores y trabajadoras que son los verdaderos protagonistas de mi filme", aseguró emocionado Russo al recibir el premio durante la ceremonia de clausura.

La segunda película del director boliviano, después de "Viejo Calavera" (2016), fue rodada en 16 mm, en diferentes lugares de La Paz para seguir la vida de Elder, un joven minero, y Max, un vagabundo. 

"La sinfonía de una ciudad en las alturas" la definió el realizador, que muestra los paisajes y amaneceres andinos, sus cañones y altiplanos y también ladrillos, piedras y miseria, con gente que camina, sube y baja, por las calles de una de las ciudades ubicadas a mayor altura de todo el mundo.

La sección Horizontes es considerada entre las más innovadoras del festival veneciano.

Comentarios