Escucha esta nota aquí

San José no quiere saber más de pérdida de puntos en 2019 y en la siguiente semana ejecutará un plan para cumplir con las deudas al delantero Yasmani Duk, el arquero Gustavo Salvatierra y el volante Miguel Suárez, que no estuvieron en planes para el Clausura. También se pagará al defensor argentino Juan Manuel Leroyer (primer semestre de 2017).

Están en agenda pagar a estos cuatros jugadores que (si no pagan) es con pérdida de puntos. No nos han conminado, pero sabemos que ya saldrá la nota”, mencionó el presidente Wilson Martínez en conferencia de prensa.

Aproximadamente, los santos deberán erogar 70.000 dólares para solucionar los cuatros casos. Del grupo, Duk tiene a su favor una resolución del Tribunal de Resolución de Disputas para que se pague 24.000 dólares.

Durante 2019, San José perdió seis unidades por las demandas del panameño Boris Alfaro (tres puntos en el Apertura) y el colombiano Jair Reinoso (tres puntos Clausura).

En espera

De la misma forma, la dirigencia pedirá una prórroga al centrocampista uruguayo José Luis Tancredi para terminar de pagarle. En julio se abonó 45.000 dólares y resta 25.000 dólares más.

Se encuentra pendiente de pago las deudas con el delantero argentino Cristián Alessandrini, además del lateral Nahuel Quiroga, y el arquero Juan Pablo Domínguez. A ellos se sumó el técnico peruano Julio César Uribe que recurrió a FIFA para cobrar.

Auditoria

Ante la desconfianza en el manejo económico por la venta de entradas del partido contra The Strongest, la dirigencia presentó los resultados de auditoria que estableció 15.534 boletos vendidos de los 18.000 dosificados. La recaudación fue de 574.640 bolivianos.

El lunes, la administración dijo que se vendieron 15.255 entradas y se recaudó 563.980 bolivianos. Con los datos de ahora existe una diferencia de 10.660 bolivianos. Afirmaron que hubo errores por la rapidez para elaborar el detalle económico.