Escucha esta nota aquí

El Ministerio de Justicia informó que Joás Mamani Vargas fue sentenciado a 30 años de prisión, sin derecho a indulto, por el feminicidio de su pareja Daría Medrano el 5 de abril de 2019. El acusado trató de hacer creer a las autoridades que el caso se trataba de un suicidio.

Fue el Tribunal de Sentencia Cuarto de Cochabamba que emitió la pena máxima a cumplir en la cárcel del Abra para el acusado, quien modificó la escena del crimen luego de haber victimado a su esposa.

“Se ha hecho justicia, hemos estado peregrinando por justicia por más de dos años, mi hermana ya había denunciado en distintas oportunidades las agresiones físicas que él le propinaba”, señaló la hermana de la víctima, Irma Medrano

La víctima había denunciado con anterioridad la violencia doméstica que sufría ante el Servicio Legal Integral Municipal (SLIM), luego de que Mamani intentó obligarla a tomar veneno para acabar con su vida, pero no se asumieron las medidas de protección necesarias.

“La golpeaba en su estómago, en sus partes, pero el SLIM no le hizo caso (…). No pudimos salvar a mi hermana (…) no sabíamos a quién acudir, porque las autoridades no nos hacían caso”, lamentó Medrano.

De acuerdo a las investigaciones policiales, el 5 de abril de 2019 en una habitación alquilada en Molle Molle, al sur de la ciudad de Cochabamba, Joás ahorcó con una cuerda a la víctima hasta quitarle la vida, dejando a dos niños en la orfandad.

Después, el feminicida intentó cambiar la escena del crimen y borrar las pruebas para fingir un escenario de suicidio, pero por las pericias realizadas se evidenció que la mujer luchó por salvar su vida.

“Era muy ilógico lo que Joás nos quería hacer ver (suicidio), pero gracias a Dios se aclaró todo, Dios hizo justicia. (…) Ella quería rehacer su vida con sus hijos, tenía muchos planes a futuro”, contó la hermana de la víctima y agradeció el acompañamiento del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional para hacer realidad su pedido de justicia.

Comentarios