Escucha esta nota aquí

El director Juan José Mendoza informó que el hospital Viedma, el único de tercer nivel en la ciudad de Cochabamba, no recibirá desde hoy a pacientes con Covid-19, debido a que su personal se redujo al mínimo por la exposición a la enfermedad de al menos 60 salubristas, los mismos que se encuentran aislados.

A decir del doctor Mendoza, un grupo de médicos y enfermeras se expuso a la infección durante la atención a un paciente en Medicina Interna, el cual aseguró que no padecía de coronavirus, pero que luego dio positivo.

Otro grupo de salubristas tuvo contacto con otro paciente en terapia intensiva. A todos se les ha tomado la prueba de PCR y se esperan los resultados para saber quiénes tienen el virus. Mientras tanto, ninguno puede volver al trabajo, dijo Mendoza.

“60 trabajadores de salud del hospital se han aislado, porque han estado trabajando con pacientes Covid-19 que supuestamente no lo eran, pero dieron positivo en Medicina Interna y en terapia intensiva. No vamos a recibir pacientes nuevos, solamente los que están internados actualmente. Del tiempo dependerá que nos den los resultados del personal que estuvo en contacto con estos pacientes”, manifestó el director.

Explicó que, hasta el momento, hay siete médicos del centro que son positivos para coronavirus y ayer se sumó otro galeno, que presentó los síntomas característicos de la dolencia.

Al aislamiento de estas 60 personas se suma la reducción de 50 profesionales de salud que al inicio de la pandemia dejaron de trabajar, acogiéndose a una resolución ministerial que da el beneficio de aislarse a los salubristas mayores de 60 años o a los que tienen alguna enfermedad crónica de base.

“Ya no tenemos capacidad para recibir a pacientes nuevos, las cuatro camas de terapia intensiva están ocupadas. El hospital ha colapsado”, lamentó Mendoza.

Rubén Castillo, responsable de Epidemiología del Sedes de Cochabamba, dijo que en el Hospital Viedma sucedió lo que se veía venir: contagio del personal y sobresaturación de sus ambientes por el incremento de pacientes con Covid-19 en la capital valluna.

“Desde hace una semana, las camas de internación estaban por coparse, solo había la atención de emergencia, se veía venir esto. Obviamente, tenemos médicos infectados por la atención a los pacientes. Era cuestión de tiempo por el tipo de atención, pues hay pacientes que circulan con o sin sintomatología que son fuente de infección para el personal médico”, lamentó.

Rubén Castillo admite que el cierre del área Covid-19 del Viedma complicará la respuesta del sistema de salud a la pandemia, puesto que es el único de establecimiento de tercer nivel en la ciudad de Cochabamba. No obstante, dijo que antes de cerrar el nosocomio se debe hacer un estudio técnico.

“El cierre está ligado a un estudio epidemiológico, no es simplemente cerrar por cerrar; se debe realizar un análisis a objeto de determinar cuántos son los casos positivos y tener la cadena de contactos”, indicó Castillo.

El Salomón Klein, otro hospital centinela contra el virus en Cochabamba, también está cerrado, luego de que 25 médicos se aislaran por sospechas de Covid-19.