Escucha esta nota aquí

El Colegio Médico de Cochabamba propone la aplicación de una tercera dosis de refuerzo para el personal sanitario al cumplirse los seis meses de la aplicación de las primeras dosis anticovid. Un estudio realizado en 25 centros de salud del departamento cochabambino detectó que más del 50% de los sanitarios vacunados cuenta con un nivel de anticuerpos inferior al recomendable.

La investigación, que fue impulsada por el colegio de profesionales de la salud junto a la Unidad de Salud Público y Epidemiología del Instituto de Investigaciones Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad Mayor San Simón, reveló la disminución de anticuerpos en las personas vacunadas.

El doctor e investigador Yercin Mamani remarcó que el 54.3% de los salubristas que han participado en el estudio “muestran títulos por debajo de los cortes aceptados; solo el 45.7% mantiene aún los anticuerpos aceptables para garantizar cierta protección”.

La investigación seleccionó una muestra de 229 trabajadores de salud en representación de los 4.800 registrados en Cochabamba. 25 centros de salud participaron en la selección con la preponderancia del sistema de salud público y el seguro social sobre otros sistemas.

Mamani destacó que “las personas con anticuerpos más altos han visto mejorar su autoprotección al padecer la enfermedad”. En palabras del propio investigador, cuanto mayor es el índice de anticuerpos “existe mayor respuesta”.

Desde el Colegio Médico Departamental de Cochabamba piden una tercera dosis de refuerzo para preservar la salud de los profesionales. Incluso, contemplan la posibilidad de iniciar un nuevo esquema de inmunización completo ante la amenaza de una cuarta ola de coronavirus.

De acuerdo con los estudios internacionales, las vacunas cuentan con una vigencia de entre seis y ocho meses. Pasado ese tiempo, la efectividad de los anticuerpos estaría en duda. 

Los estudios realizados en Cochabamba se han concentrado en el personal sanitario que recibieron las vacunas en febrero y marzo, es decir, hace seis meses. Los resultados señalan que uno de cada dos médicos ya no cuenta con la inmunización esperada.

Un factor positivo que se desgrana del estudio enfatiza la pertinencia de la vacuna en la lucha contra el Covid-19. De los sanitarios vacunados, el 70% no  muestra secuelas evidentes tras haber padecido la enfermedad.

Mamani alerta al Gobierno para que anticipe la compra de nuevas vacunas y reforzar la vacunación de los pacientes inmunodeprimidos junto al personal que trabaja en salud. De esta forma, se protege a un sector que permanece en continuo riesgo y se siente mermada por la pandemia.

Comentarios