Escucha esta nota aquí


La Alcaldía de Cochabamba adjudicó a la empresa Gees, la industrialización de la basura, con una propuesta de inversión de Bs 294 millones, confirmó este martes el Secretario de Desarrollo Sustentable, Guillermo Zambrana.

"Se hizo la calificación económica y técnica, saliendo ganadora la empresa Gees, (que es) una asociación de empresas boliviana y europea, que propuso la mayor inversión con más de Bs 294 millones", explicó Zambrana.

La adjudicación es el resultado de un trabajo iniciado meses atrás en la Alcaldía de Cochabamba, con el fin de dar una solución definitiva al problema de la basura, agudizada cada vez que se bloquea el ingreso al botadero de K'ara K'ara, recordó.

Para que Gees se adjudique la industrialización de los residuos sólidos, debió pasar por un proceso de evaluación de propuestas, junto a otras dos empresas, a las que superó en puntaje por su mayor propuesta de inversión en el proyecto, remarcó.

La Alcaldía de Cochabamba deberá pagar Bs 188 por tonelada de basura tratada; actualmente la empresa que gestiona los residuos sólidos en el botadero cobra Bs 185.

"La diferencia es que la nueva adjudicataria hará una inversión de más de Bs 294 millones, para adquirir predios en los que se emplacen las plantas y disposición final de industrialización de la basura", detalló Zambrana.

Además, se contará con predios en la ciudad con estaciones de acopio y reciclado de los desechos, añadió.

La empresa adjudicada propuso la industrialización y reutilización del 85 % de los residuos sólidos.

Según las autoridades del municipio, la industrialización y tratamiento de las 550 toneladas de basura que genera a diario la ciudad de Cochabamba, permitirá la producción de abono, electricidad y biodiesel.

"Tengo grandes noticias para Cochabamba. Tras más de 20 años de problemas en #KaraKara, hoy anunciamos la adjudicación de un nuevo relleno sanitario y servicio de industrialización de la basura. Hoy le ponemos fin al problema de la basura en la ciudad", tuiteó el alcalde José María Leyes.