Los familiares de los reos reclamaron porque no había extintores ni medidas de seguridad para controlar el fuego. Confirmaron que se trató de un caso fortuito

4 de julio de 2022, 4:00 AM
4 de julio de 2022, 4:00 AM

La explosión de una garrafa de gas por mala manipulación en la sección varones de la cárcel San Sebastián, de Cochabamba, dejó 15 privados de libertad heridos. Los familiares denunciaron la falta de extintores y medidas de seguridad para este tipo de accidentes, ya que fueron los mismos reos que controlaron el fuego antes que llegara la Unidad de Bomberos al lugar.

“Los que hemos podido escapamos, pero los que se han quedado al último se han quemado. Una pena, no había como socorrerlos, no había botiquín, no había cómo apagar el fuego, no había nada, los propios presos se han subido a los techos e hicieron una cadena para apagar el fuego”, relató una de las familiares que logró salir del penal sin heridas.

El hecho ocurrió ayer en la mañana en el sector de la cocina del penal, en medio del horario de visita de familiares que fueron testigos de la explosión que también provocó intoxicación por inhalación de monóxido de carbono.

Otra de las visitantes que presenció el suceso, entrevistada por los medios de comunicación, relató que la mayoría de los efectivos policiales salieron del recinto penitenciario y no colaboraron para apagar el incendio.

Según el reporte de Bomberos, el incendio surgió por una fuga de gas y la concentración del combustible en un ambiente cerrado donde los privados de libertad estaban preparando sus alimentos y la mala manipulación de la garrafa habría ocasionado el incendio.

El coronel Gary Gonzáles, supervisor general de servicios policiales, informó que los 15 detenidos, todos por distintos grados de quemaduras, fueron trasladados a diferentes nosocomios de la ciudad de Cochabamba y que en estos centros se dispuso cordones de seguridad para inconvenientes de posibles intentos de fuga.

Estado de salud

La directora de Régimen Penitenciario, Estrella Rocha, declaró que algunos heridos presentan cuadros de deshidratación y están con suero.

Los heridos presentan quemaduras de primer y segundo grado y se espera un reporte completo de salud completo. Por otro lado, la autoridad confirmó que se trató de un caso fortuito.

“Nosotros estamos haciendo el seguimiento de la salud de los reos que fueron remitidos al hospital Viedma, donde se trasladó a otras personas, quienes están estables. Se comenzó a comprar las pomadas, ya que el Seguro de Salud no cubre estos gastos”, indicó Rocha.