Escucha esta nota aquí

El Gobierno, a través de los servicios de Inteligencia en coordinación permanente con Migración, tiene la sospecha de que exista una banda internacional dedicada a la trata y tráfico de personas, que esté utilizando el país como un punto de salida hacia Chile y otras regiones.

Así lo hizo saber este sábado el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, cuando dio a conocer la detención de dos sujetos que estaba transportando a 10 súbditos haitianos que debían llegar hasta territorio chileno, utilizando el país como un punto de tránsito.

De acuerdo con los informes de Inteligencia, que se manejan en esta cartera de Estado, las mujeres haitianas son llevadas hasta territorio chileno con la finalidad de ser explotadas sexualmente o para traficar con sus órganos

Una situación similar sucede con los menores que se encuentran en estas batidas que lleva adelante Migración, ya que en los últimos operativos siempre se hallan menores de edad.

De acuerdo con el recuento de operaciones realizadas en las últimas semanas, el 13 de agosto se retuvo a 8 haitianos; el 20 del mismo mes a 12 mujeres, 7 varones y 3 niños; el 21 de agosto se encontró a 19 mujeres, 5 varones y 4 menores; y finalmente el 29 se encontraron 3 mujeres, 6 varones y 1 niño.

"Del último grupo de extranjeros retenidos por Migración, 4 aún tienen Covid-19, pero una vez se recuperen todos serán puestos en la frontera con Brasil, país del que ingresaron los haitianos", explicó Murillo.

Un detalle que ha llamado la atención es que casualmente los dos choferes de los vehículos que llevaban a los extranjeros para sacarlos del país son chapareños, por lo que se ha iniciado una indagación para saber la razón de este hecho. "No quiero estigmatizar ninguna zona del país, pero nos llama la atención este hecho", apuntó el ministro de Gobierno.