Escucha esta nota aquí

La audiencia de Yassir Molina, líder de la Resistencia Juvenil Cochala (RJC), sufrió ligeros cambios y se instaló de manera presencial, a las 18:30 de este jueves, debido a que en la versión virtual habrían ingresado funcionarios públicos de la Procuraduría General del Estado, del Ministerio de Gobierno y de la Asamblea Legislativa, según informaron los abogados defensores de Molina, que también apuntan a una serie de irregularidades en su imputación.

En un contacto telefónico con EL DEBER, Hugo Iriarte, uno de los abogados de Molina, señaló que el Ministerio Público presentó pruebas contra su defendido que no son objetivas, sino que se basan en reportes subjetivos que no corresponden a los delitos por lo que se acusa al líder de la RJC, que en estos momentos se encuentra en audiencia cautelar en el Palacio de Justicia de Cochabamba.

A Molina se lo imputa por delitos de instigación a delinquir, organización criminal, atentado contra la salud pública y privación de libertad, según la denuncia que pesa en su contra y motivos por los que fue aprehendido el miércoles, 17 de marzo. 

Iriarte ejemplificó su afirmación aduciendo que en delitos como la privación de libertad, la Fiscalía se basa en la declaración de la gobernadora interina de Cochabamba, Esther Soria, quien dijo que miembros de la RJC arrojaron bolsas de basura en la puerta de su domicilio que impidieron su ingreso, situación que se dio en el tiempo de cuarentena rígida, donde los miembros de esta agrupación habrían quebrantado la norma de quedarse en sus casa atentando contra la salud pública.

Milena Soto, líder femenina a de la RJC y que se encuentra refugiada en el Comité pro Santa Cruz, manifestó que también se debería llevar a audiencia a los autoconvocados de K'ara K'ara (que presuntamente responden al MAS), quienes instalaron en julio de 2020 un bloqueo al ingreso del botadero de basura impidiendo el ingreso de los residuos y que llevaban adelante esta medida en rechazo al cambio de fecha de las elecciones nacionales de 2020.

"Como cochabambinos se salió a protestar por este atentado a la salud de no dejar pasar la basura que era algo inconcebible, medida que siempre se usa (bloqueo al vertedero) para lograr algo y eso se dio en plena pandemia cuando la gente estaba muriendo y enfermando", recordó Soto.

Entretanto, el abogado de Molina sostuvo que no van a permitir, como defensa, que continúen estas irregularidades y que se señale a su defendido por temas políticos. "En la acusación también señalan que Yassir nunca contestó su celular, ¿cómo quieren que conteste si se lo requisaron en la investigación que se lleva adelante desde Sucre?", reclamó el jurista, a tiempo de señalar que Molina no recibió malos tratos durante su detención. 



Cochalas refugiados en el Comité

Desde el Comité pro Santa Cruz, lugar de refugio de nueve miembros y allegados a la RJC, llamaron a la unidad de la ciudadanía  y la pacificación. También, lamentaron la detención de Molina y acusaron al Gobierno de desatar una persecución política contra quienes salieron a las calles a protestar, entre octubre y noviembre de 2019, tras los indicios de fraude electoral en las fallidas elecciones de ese entonces.

Soto acotó que en las últimas horas sumaron a una nueva refugiada. Ahora son 10. Se trata de una activista paceña y viuda del militar Javier Veramendi, fallecido en el Chapare años atrás, supuestamente, a manos de cocaleros.

Comentarios